CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

La reunión de Trump con Putin en Helsinki pone a su traductora en el centro de atención

Por Nicole Gaouette, Elise Labott

Washington (CNN) — El continuo furor sobre la reunión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Helsinki (Finlandia) con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, está enfocando la atención en una figura que debería ser invisible en la diplomacia de alto riesgo: la traductora.

Un número creciente de legisladores están pidiendo que Marina Gross, la intérprete del Departamento de Estado que guió a Trump en su reunión cara a cara con Putin, comparezca ante el Congreso. Gross fue la única miembro de la delegación de Estados Unidos en la habitación durante la reunión de los dos líderes, que duró unos 90 minutos.

LEE: ¿No entiendes lo que Donald Trump hizo con Vladimir Putin? Simplemente no eres lo suficientemente inteligente

Poco se sabe sobre Gross, una empleada del Departamento de Estado con años de experiencia en traducir en altos niveles. Ella fue fotografiada junto a la primera dama Laura Bush. Gross también se sentó al lado del exsecretario de Estado Rex Tillerson durante su visita a Moscú en abril de 2017.

Michael McFaul, exembajador de Estados Unidos en Rusia, elogió públicamente a Gross en un tuit señalando que, aparte de la directora sénior del Consejo de Seguridad Nacional, Fiona Hill, Gross era la única mujer que había en la sala. “Nuestra traductora, que por cierto, ¡es absolutamente fantástica!!, tuiteó McFaul el 16 de julio.

No hay precedentes

La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, dijo el miércoles que el departamento aún no ha recibido una solicitud formal para que Gross comparezca ante comisiones del Congreso. Otro funcionario del Departamento de Estado dijo que Gross es una funcionaria pública respetada y desde hace mucho tiempo.

MIRA: ¿Qué pasó en la cumbre de Trump y Putin más allá de las polémicas declaraciones?

John Beyrle, otro exembajador de Estados Unidos en Rusia, le dijo a Wolf Blitzer de CNN: “Conozco a la intérprete… ella es una profesional”.

No se espera que los traductores sean llevados al debate público. Ellos no son funcionarios confirmados ni políticos, y ellos no tienen la función de un transcriptor o alguien que tome notas para tener registro de lo que ocurre.

Gross podría haber tomado notas de la reunión, pero serían usadas para ayudarle a ella en su traducción simultánea y no son un registro de los intercambios de Trump con Putin. Es muy inusual que los legisladores pidan a un traductor que comparezca, y mucho más uno que ha trabajado con un presidente.

Gamal Helal, un intérprete de árabe y asesor sénior de cuatro presidentes y siete secretarios de estado, dijo que, al menos en lo que él recuerda, no hay precedentes de que el Congreso haya ordenado a un traductor a comparecer.

“Sería un precedente horrible si un presidente no fuera libre para hablar cara a cara con un cabeza de estado”, dijo Helal. “Él usa al traductor para comunicarse porque no puede hacerlo en alguna lengua. Si él hablara en inglés, no habría ninguna forma de que el Congreso supiera lo que él dijo, excepto preguntarle al propio presidente. O a Putin”.

MIRA: La discordia por la humillación de Trump en Helsinki le da otra victoria a Putin

“El jefe usa el intérprete para comunicarse”, dijo Helal a CNN. “Por lo tanto, el intérprete es una extensión de ese jefe. Si quieres saber lo que dice, en este caso el presidente, tienes que preguntarle a él”.

Beyrle dijo que los traductores del Departamento de Estado “guardan las notas y los registros” y está seguro de que Gross ya ha sido interrogada por el departamento al respecto. “Estoy seguro de que tenemos una idea bastante buena de lo que sucedió en esa reunión”, agregó.

Marina Gross junto a Donald Trump en su reunión con Vladimir Putin en Helsinki, Finlandia.

Marina Gross junto a Donald Trump en su reunión con Vladimir Putin en Helsinki, Finlandia.

Los legisladores quieren saber de qué hablaron Trump y Putin

Sin embargo, los legisladores no tienen esa idea.

El senador Bob Corker, republicano de Tennessee que dirige el Comité de Relaciones Exteriores, dijo a CNN que su comité estaba buscando llamar a Gross para testificar, pero reconoció que es un territorio difícil. Los legisladores están luchando con el precedente de hacer comparecer ante el Congreso a una traductora y si es apropiado pedir sus notas, dijo Corker.

También está la cuestión de si lo que escuchó la traductora está cubierto por el privilegio ejecutivo, que le permite al presidente luchar contra las solicitudes del Congreso o los tribunales para obtener información.

El impulso de llamar a Gross para testificar comenzó con la senadora Jeanne Shaheen, una demócrata de New Hampshire. El representante Joe Kennedy, un demócrata de Massachusetts que también está pidiendo el testimonio de Gross, dijo a CNN que los legisladores pueden ver que el tema es complicado. “Los aspectos legales de esto son desafiantes”, dijo Kennedy.

MIRA: Estados Unidos evita dar detalles de un supuesto acuerdo militar entre Trump y Putin

“Este es un grave problema de seguridad nacional y todo lo que estoy pidiendo es que conozcamos lo que el presidente acordó. Y deberíamos tratar de encontrar una manera de resolverlo”, dijo Kennedy.

Sin embargo, no está claro si los republicanos, que controlan la lista de testigos para las comisiones en el Capitolio, pedirían a la intérprete que testifique. El senador John Thune, republicano de Dacota del Sur, dijo a CNN que cree que es “altamente improbable”.

El senador Jeff Flake, republicano de Arizona, dijo que quería acceder a las notad de la traductora, pero que esto debería hacerse en un entorno clasificado, no en una audiencia pública.

— Lauren Fox, Kristen Wilson y Ted Barrett, de CNN, contribuyeron a este reporte.