(CNN) - ¿Te gustaría dirigir tu propio negocio pero tienes mucho miedo a fallar al intentarlo? Tal vez la caca de gato puede darte el empujón que necesitas.

Un nuevo estudio publicado esta semana vincula un parásito que proviene de las heces de los gatos con la falta de temor y el aumento de los comportamientos de riesgo que se encuentran comúnmente entre los empresarios.

MIRA: El poder de los gatos sobre la humanidad: ¿son tan buenos para la salud como crees?

Los humanos pueden infectarse con el parásito, conocido como Toxoplasma gondii, si entran en contacto directo con heces de gato o cosas contaminadas por él, dijo a CNN la doctora Stefanie K. Johnson, investigadora principal del estudio. El estudio fue publicado el miércoles en Proceedings of the Royal Society B.

Las personas infectadas generalmente no tienen ningún síntoma de una infección por toxoplasma, aparte de sentir que tienen gripe. Pero permanece en su cuerpo indefinidamente y a menudo en un lugar sorprendente.

"El lugar más común al que le gusta ir está en su cerebro", dijo Johnson, profesor asociado de administración en la Escuela de Negocios Leeds de la Universidad de Colorado Boulder. "Hay muchos de nosotros caminando con esto en nuestro cerebro".

Se estima que alrededor de 2.000 millones de personas en todo el mundo han sido infectadas por el parásito, según el estudio.

Entonces, ¿qué efecto podría tener una infección por toxoplasma en el comportamiento? Bueno, en los ratones, la infección les hace menos miedo al olor de la orina de gato, y por lo tanto menos miedo a los gatos. Hay un efecto de riesgo similar en los humanos. Johnson dijo que las personas infectadas se han asociado con incidentes de ira en la carretera, suicidio e incluso esquizofrenia. Y las personas que murieron "de forma arriesgada" eran más propensas a tener la infección por toxoplasma, dijo.

Otros investigadores han encontrado enlaces similares. Un estudio realizado en 2007 por el doctor E. Fuller Torrey, un psiquiatra investigador del Stanley Medical Research Institute, descubrió que las personas con esquizofrenia tenían 2,7 veces más probabilidades de tener anticuerpos contra el parásito, que indican que se habían infectado, que las personas sanas. Y un estudio de 2015 de Torrey y sus colegas descubrió que los adultos que tenían esquizofrenia eran más propensos a haber crecido en hogares que tenían gatos.

MIRA: Aumentan los casos de personas enfermas por parásitos vinculados con ensaladas de McDonald's

Otra investigación sugiere que el toxoplasma ayuda a aumentar la producción de sustancias como la dopamina y la testosterona en el cuerpo. La dopamina es un químico que libera tu cerebro cuando experimentas o anticipas placer o una recompensa, mientras que la testosterona es una hormona que estimula el desarrollo de los órganos sexuales masculinos, pero también puede aumentar episodios de comportamiento arriesgado y agresivo.

"Puedes sentirte invencible" con niveles aumentados de esas sustancias en tu cuerpo, dijo Johnson, o al menos tener un poco menos de miedo.

El estudio

Johnson y su equipo recogieron muestras de saliva durante un período de cinco años de estudiantes de negocios y biología para encontrar a aquellos que dieron positivo para la exposición a Toxoplasma gondii. También preguntaron a los estudiantes de negocios cuál era su área de interés.

Un estudio relaciona un parásito en las heces de gato con las características de personalidad que se encuentran en los empresarios.

Un estudio relaciona un parásito en las heces de gato con las características de personalidad que se encuentran en los empresarios.

Esta investigación reveló que quienes estaban en carreras de negocios tenían 1,4 veces más probabilidades de tener la infección que los estudiantes que no son de negocios. Y de los estudiantes de negocios que arrojaron resultados positivos para Toxoplasma gondii tenían 1,7 veces más probabilidades de tener un énfasis en gestión o emprendimiento que otros énfasis relacionados con el negocio.

¿Cómo controlar el comportamiento?

La investigación hizo que Johnson se preguntara cuánto control realmente tenemos sobre nuestro propio comportamiento.

MIRA: El hormigueo en las piernas de esta mujer resultó ser un gusano parásito en la espalda

"Es sorprendente. Me gusta pensar que las decisiones que tomo son todas sobre las que tengo control. Pero en realidad parece que nuestras decisiones pueden estar influenciadas por un solo parásito. Tiene que haber muchas, muchas más", comentó. "Hay toda esta comunidad viviendo dentro de nuestros cuerpos. Un ecosistema completo que puede afectarlo. Creo que es emocionante".

Johnson dijo que la investigación del equipo saca a relucir otras preguntas que le gustaría que le respondan con más estudios. Como lo que sucede con las empresas creadas por personas con toxoplasma. ¿Duran más? ¿En promedio, superan a otros negocios? ¿Habría sido creado el negocio si la persona no tuviese toxoplasma?

También dijo que el efecto del toxoplasma en una persona puede ser diferente si la infección proviene de alguna otra fuente, como comer carne contaminada, en lugar de obtenerla directamente de las heces de gato. Pero eso también necesita más estudio. Finalmente, Johnson dijo que quiere estudiar si el toxoplasma tiene algún efecto sobre si una persona se vuelve más conservadora o liberal en sus inclinaciones políticas.