(CNN) – Michael Cohen, el exabogado personal del presidente de EE.UU. Donald Trump, asegura que el entonces candidato republicano sabía de antemano sobre la reunión que se llevó a cabo en la Torre Trump durante junio de 2016, en la que se esperaba que los rusos ofrecieran su campaña de desprestigio contra Hillary Clinton, según le dijeron a CNN fuentes con conocimiento del tema.

La afirmación de Cohen rebatiría las repetidas negaciones de Trump, su hijo Donald Trump Jr., sus abogados y otros funcionarios del Gobierno, quienes han señalado que el hoy mandatario no tuvo conocimiento de dicho encuentro hasta que fue abordado por el diario The New York Times en julio de 2017.

Cohen sostiene que él estaba presente, junto con múltiples personas, cuando Trump Jr. le informó a su padre acerca de la oferta hecha por los rusos. Según el recuento del abogado, Trump aprobó que se siguiera adelante con la reunión, de acuerdo a las fuentes.

Para aclarar, estas fuentes indicaron que Cohen no tiene pruebas –como grabaciones de audio– par respaldar sus señalamientos, pero está dispuesto a testificar a su nombre.

LEE: Donald Trump niega que supiera sobre la reunión en la Torre Trump

El año pasado, Cohen testificó en privado ante dos comisiones del Congreso que investigan la intromisión rusa en las elecciones presidenciales de 2016. Una fuente cercana con el relato de Cohen ante la Cámara de Representantes dijo que él no testificó en ese momento acerca de que Trump supiera de la reunión con anticipación. Las afirmaciones deCohen no fueron mencionadas en los informes separados emitidos por republicanos y demócratas en la Comisión de inteligencia de la Cámara.

Al ser contactado por CNN, Lanny Davis, uno de los abogados de Cohen, se negó a comentar al respecto.

“Él ha estado mintiendo toda la semana, él ha estado mintiendo por años”, le dijo Rudy Giuliani, abogado del presidente, a Chris Cuomo de CNN en la noche de este jueves. “No entiendo cómo él tiene alguna credibilidad”, añadió.

Giuliani también dijo que Cohen es “el tipo de testigo que realmente puede destruir todo tu caso”. Incluso, se refirió a él, quien fue uno de los principales abogados de la Organización Trump, como un “mentiroso patológico”.

“Donald Trump Jr. ha sido profesional y responsable a lo largo de las investigaciones de (Robert) Mueller y del Congreso”, señaló Alan Futerfas, abogado del hijo del presidente. “Confiamos bastante en la precisión y veracidad de la información que ha proporcionado el señor Trump, Jr., y en su nombre”, añadió.

Según con personas que han discutido el asunto con Cohen, él ha expresado la esperanza de que esta revelación sobre la reunión en la Torre Trump lo ayude a acercarse al fiscal especial Robert Mueller y posiblemente disminuya sus líos judiciales. El abogado se encuentra bajo el escrutinio de los fiscales federales en Manhattan, después de que Mueller les refiriera a ellos el caso de Cohen.

La reunión de 2016 en la Torre Trump se organizó después de que un publicista, quien conocía a Trump Jr., le dijo en correos electrónicos —en términos muy claros— que un alto funcionario ruso “se ofreció a proporcionar a la campaña Trump” información perjudicial sobre Clinton, y que la búsqueda del contacto hacía “parte del apoyo de Rusia y de su gobierno al señor Trump". En ese momento, la operación rusa para impulsar de manera encubierta la candidatura de Trump no era públicamente conocida. Triunfo. Jr. respondió: “Si es tal como lo dices, me encanta” y comenzó a organizar la reunión.

En la reunión, Trump Jr. estuvo acompañado de su cuñado Jared Kushner y Paul Manafort, quien en ese entonces era el director de la campaña de Trump. En la sala, estaban cuatro rusos en la sala, incluida una abogada con lazos vínculos en el Kremlin, un hombre de negocios que trabajaba para un oligarca y un cabildero con conexiones antiguas de la KGB.

Después de que la noticia sobre la reunión trascendiera en julio de 2017, el equipo de Trump dio explicaciones confusas y cambió su versión de la historia varias veces. Pero una afirmación se mantuvo constante: Trump no supo de la reunión antes de que sucediera, tampoco después de que ocurrió y solo se enteró un año más tarde.

Esa constante negativa fue manifestada repetidamente por Trump, su abogado Jay Sekulow, Trump Jr., Futerfas y la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders. Todos aseguraron, en más de 15 ocasiones, que el presidente no tuvo conocimiento de la reunión en su momento, según el análisis de CNN.

El 12 de julio de 2017, Trump señaló que solo se enteró del asunto “hace dos o tres días”. Una semana después, repitió que "no sabía nada sobre la reunión” porque nadie se lo contó.

Por esa misma época, Jake Tapper de CNN le pidió a Sekulow confirmar las declaraciones de Trump acerca de que había sabido apenas recientemente de la polémica reunión. Y la respuesta de Sekulow fue: “Sí, lo juro”.

Pero, quizás la negación con más alto riesgo fue la de Trump Jr. durante su testimonio ante la Comisión Judicial del Senado el año pasado. “Él no estaba enterado”, le dijo Trump Jr. a los legisladores, refiriéndose al conocimiento de su padre frente al encuentro. “Y, francamente, para cuando alguien lo supiera –que fue en el verano de este año, como dije antes– no hubiera querido involucrarlo porque no tuvo nada que ver con él”, completó.

Los críticos de Trump han dudado por mucho tiempo de estas negaciones. Señalan una serie de llamadas telefónicas que Trump Jr. hizo, antes y después de la reunión, a un número de teléfono bloqueado. También señalan que dos días antes del encuentro, Trump anunció misteriosamente planes para dar un “gran discurso” sobre los escándalos de Clinton. Trump Jr. dice que él no consiguió nada en la reunión, y el discurso nunca sucedió.