CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigrantes indocumentados

La crisis de separación de familias no terminó, según documentos judiciales a días de que venza el plazo

Por Emanuella Grinberg, Chuck Johnston, Tal Kopan, Catherine E. Shoichet

(CNN) — Lo primero que notó el abogado es que los niños se negaron a abandonar el lado de su padre.

Por lo general, cuando Manoj Govindaiah se encuentra con familias inmigrantes en centros de detención, los niños se dirigen a un área con juguetes mientras él habla con sus padres en las salas de visitas privadas, dijo.

Pero una declaración judicial presentada el miércoles describe a niños que se niegan a jugar con juguetes o a ver televisión, dijo Govindaiah, abogado de RAICES, el Centro de Refugiados e Inmigrantes para Educación y Servicios Legales.

MIRA: Estados Unidos debe reunificar a todas las familias separadas este jueves, pero faltarían más de 900 por reunir

Las familias de los niños se reunieron recientemente en el centro de detención bajo un plazo establecido por la corte, dijo Govindaiah, y varios niños se sentaron en el regazo de sus padres a pesar de que tenían sus propias sillas. Otros parecían enojados con sus padres “pero al mismo tiempo aliviados de estar con ellos”, dijo.

En cuanto a los padres, Govindaiah dijo que muchos mostraban un nivel de desconfianza que nunca había experimentado en sus años trabajando con familias en centros de detención. Le mostró a un padre su licencia de conducir y su nombre en la base de datos RAICES antes de que el hombre creyera quién era, dijo. Una reunión con otro padre terminó abruptamente porque el hombre no podía dejar de llorar después de saber que podría ser deportado sin su hijo, dijo Govindaiah.

“El trauma que estas familias han experimentado como resultado de la separación no puede subestimarse”, dijo en una declaración. “Con estas familias, la complejidad del caso y el trauma se combinaron para crear un proceso muy lento”.

Familia de inmigrantes en El Paso, Texas

Los documentos presentados en el tribunal el miércoles proporcionan datos detallados de lo que los abogados de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) alegan es un “desastre” en varios centros de detención de inmigrantes de Estados Unidos mientras los funcionarios se esfuerzan por cumplir el plazo del jueves ordenado por la corte para reunir a miles de familias separadas.

MIRA: Estados Unidos todavía no encuentra a los padres de 71 niños que habría separado

Las revelaciones se produjeron cuando la ACLU continúa argumentando que las familias reunidas deberían tener siete días juntos antes de ser deportados. Los abogados del Gobierno han argumentado que cuatro días deberían ser el tiempo suficiente para que los padres y los hijos puedan deliberar y decidir sobre sus próximos pasos, incluido si los niños deben quedarse con sus padres.

Al menos 900 padres han recibido órdenes finales de expulsión, según las estadísticas proporcionadas por el Gobierno, lo que significa que están enfrentando la deportación inminente y deben decidir si quieren que sus hijos sean deportados con ellos o si deben permanecer en Estados Unidos y continuar luchando por sus propios casos de inmigración.

Basánsode en declaraciones de más de una docena de abogados que entrevistaron a padres e hijos de familias separadas, los documentos de la corte alegan que incluso después de que se reúnan, las familias traumatizadas tendrán problemas para decidir qué hacer.

Estas son las alegaciones clave de los abogados:

No entendían

Muchos inmigrantes detenidos provienen de partes de Guatemala, El Salvador y Honduras donde se hablan idiomas indígenas. Los abogados que hablaron con los detenidos dijeron que muchos de ellos contaron que habían recibido formularios relacionados con sus casos en español o inglés, idiomas que no entendían. De acuerdo con un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional, los funcionarios deben leer el formulario a un inmigrante en el idioma que entienden y certificar que se siguió el procedimiento, incluida la identificación de cualquier intérprete que se usó.

El abogado Luis Cruz dijo que habló con cinco padres que firmaron su derecho a la reunificación con sus hijos. Pero ninguno podía leer o escribir inglés o español, y no entendían las implicaciones de lo que estaban firmando, dijo Cruz.

MIRA: EE.UU. y México han deportado más de 1.000 niños a El Salvador en 2018; el 30% de ellos regresan solos a su país, según reporte

Según un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional, se publica un aviso de los derechos de los padres tanto en inglés como en español en cada instalación de detención administrada por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Forzados a firmar

Otra mujer le dijo al abogado Gail Suchman que un agente del ICE dijo que no podía pedir asilo debido a dónde cruzó: estaba demasiado lejos de un puerto de entrada oficial. El agente dijo que la mujer no tenía opciones.

“Ella no quería firmar nada, pero creía que no tenía otra opción. Firmó un documento en el que el agente le dijo que le permitiría a su hijo quedarse si fuera deportada”, dijo Suchman.

CNN se comunicó con el ICE para hacer comentarios, pero la agencia no respondió.

Varios abogados más contaron historias similares que habían oído de detenidos en la frontera.

Familias traumatizadas

Los padres están “desorientados y abrumados” por el rápido proceso de reunificación y transferencia. Muchos apenas conocen el estado de sus casos y, a veces, es difícil obtener información básica de ellos, dijo la abogada Leah Chavla.

MIRA: Al menos 70 bebés inmigrantes enfrentan su deportación solos en cortes de Estados Unidos

Ella describió un encuentro que tuvo con un niño de 11 años que recientemente se había reunido con su madre:

“El niño apenas habló durante toda la entrevista, solo a veces asintiendo levemente o sacudiendo la cabeza para responder preguntas simples, sí o no. Solo miraba hacia adelante con una expresión que parecía que se estaba concentrando para no llorar. Su madre le dijo varias veces que nos hablara, pero no podía hablar”.