(CNN) - Alrededor de un mes antes de que Michael Cohen publicara su grabación de una conversación delicada que tuvo con Donald Trump, el abogado y consejero veterano del presidente estaba agonizando por el trato silencioso que recibía de su antiguo jefe.

"No entiendo por qué nadie me llama. No entiendo por qué nadie se está comunicando conmigo", le dijo Cohen a Bo Dietl, un viejo amigo y conocido investigador privado que transmitió la conversación a CNN.

Los fiscales federales le presionaban por información sobre sus tratos de negocios, algunos de los cuales involucraban a Trump, y Cohen estaba buscando una señal de consuelo por parte del presidente, un hombre que consideraba más como una familia que como un jefe.

MIRA: Donald Trump arremete contra Cohen: un análisis

"Estaba muy sorprendido de que nadie se estuviera comunicando con él", dijo Dietl. "Estás muy cerca de alguien y de repente dejan de hablar contigo, te preguntas qué pasó".

Durante el mes siguiente, Cohen comenzó a enviar mensajes señalando que estaba considerando cooperar con los fiscales federales y que su máxima lealtad no sería para Trump, sino con su "familia y país".

La ruptura con su exjefe fue un cambio sorprendente para Cohen, quien disfrutó de acceso casi diario a Trump y a su séquito durante más de una década durante la cual se desempeñó como artillero de Trump, asesor político y defensor público más feroz.

Michael Cohen, exabogado de Donald Trump. (Crédito: Yana Paskova/Getty Images)

Michael Cohen, exabogado de Donald Trump. (Crédito: Yana Paskova/Getty Images)

Los amigos y socios de Cohen dijeron que, a medida que se ha metido en problemas legales este año, el abogado de Nueva York todavía tenía esperanzas de recibir el apoyo de Trump. Estaba "buscando una señal" del presidente, y cada vez se angustió más al darse cuenta de que la ayuda no llegaba.

Fue una cosa tras otra: Trump minimizó públicamente el trabajo de Cohen para él a lo largo de los años. El abogado de Trump, Rudy Giuliani, dijo que Cohen no tenía información valiosa sobre Trump, y le indicó a Cohen que, de hecho, lo habían "dejado solo".

Y luego, el martes por la noche, Cohen autorizó a su abogado, Lanny Davis, a publicar una grabación que indica que Trump sabía de los pagos realizados para mantener fuera del ojo público los señalamientos de la exmodelo de Playboy Karen McDougal sobre Trump.

MIRA: Cohen desata una tormenta al divulgar grabaciones con Trump sobre una exmodelo de Playboy

Trump respondió a Twitter preguntando: "¿Qué tipo de abogado grabaría a un cliente? ¡Qué triste!"

Cohen refirió las preguntas a Davis, que no respondió a las solicitudes de comentarios sobre esta historia.

Distanciamiento entre Cohen y Trump

La publicación de la conversación confidencial y privada fue una deslumbrante traición para un hombre que se ha enorgullecido a lo largo de los años de su reputación como el pitbull de Trump y que una vez dijo que "recibiría una bala" por Trump.

El extraordinario cambio de rumbo llegó tras un año y medio durante el cual Cohen se había distanciado cada vez más de Trump desde que el magnate se mudó a la Casa Blanca, dejando a Cohen en Nueva York con el título, pero poca responsabilidad de abogado personal para el presidente y el acceso progresivamente menguante.

Cohen rápidamente se vio envuelto en preguntas sobre los vínculos de Trump con Rusia y la interferencia de Rusia en la campaña de 2016. Trump fue advertido de limitar el contacto con su consigliere de mucho tiempo. La familia y el entorno del presidente también limitaron sus interacciones con Cohen.

MIRA: Michael Cohen se ha puesto oficialmente en contra del presidente Donald Trump

Fuentes cercanas a Cohen dijeron que el contacto limitado alimentó una sensación de aislamiento, particularmente cuando se enfrentó a comisiones del Congreso e investigadores federales investigando asuntos derivados de la interferencia rusa en las elecciones de 2016 y las cuestiones de colusión con la campaña de Trump.

Pero el error más grande de Cohen pudo haber sido su creencia de que su relación con Trump equivalía a más de la de un empleado-empleador, dijeron dos fuentes familiarizadas con su relación.

La creencia de Cohen tal vez fue impulsada por su posición como un facilitador de Trump que logró todo. Aquellos que conocen a Trump desde hace años dijeron que Cohen era una presencia constante y que estaba ansioso por usar el nombre de Trump en Nueva York.

Pero en el período previo a las elecciones de 2016, parecía claro que cualquiera que haya sido el papel de Cohen en la gestión de la carrera política de Trump hasta ese momento había disminuido, dijeron las fuentes.

Fuentes cercanas a Trump especulan que la publicación de la cinta de Cohen es su último intento de mostrarle a Trump que quiere hacer negocios y está preparado para proporcionar a los fiscales información dañina sobre su exjefe, pero también dijeron que era una estrategia equivocada, y que era es poco probable que Trump esté ansioso por ayudar legal o financieramente a Cohen.

No está claro si Cohen tiene información legalmente condenatoria para darle a Robert Mueller sobre Trump. Pero la ruptura pública solo ha intensificado la especulación de que Cohen echará al agua al presidente.

MIRA: Trump: "Inconcebible" que Cohen haya grabado la conversación sobre pago a exmodelo de Playboy

Davis dijo que Cohen sintió la necesidad de defenderse.

"Entiendo completamente por qué en circunstancias normales los fiscales no aprobarían lo que hice", dijo Davis en una entrevista por separado el miércoles. "Pero creo que al menos entenderían que tenía una obligación para con mi cliente de corregir el registro de algo dañino para él".

- Gloria Borger, Brian Rokus y Erica Orden, de CNN, contribuyeron a este reporte.