Base Osan Air, Corea del Sur (CNN) - Decenas de cajas que se cree albergan los restos de los miembros del servicio estadounidense muertos durante la Guerra de Corea serán enviados a Estados Unidos el miércoles.

Las 55 cajas, que Corea del Norte devolvió la semana pasada, recibirán una despedida formal en la base surcoreana Osan Air antes de ser cargadas en un avión de transporte C-17 el miércoles por la tarde y enviadas a un laboratorio militar en Hawai para su identificación.

"Este es un gran primer paso en términos de traer a un grupo de estadounidenses caídos a casa", dijo el Contraalmirante Jon Kreitz, el subdirector de la agencia a cargo de la identificación de los restos, la Agencia de Contabilidad POW/MIA de Defensa (DPAA).

MIRA: Corea del Norte desaira a EE.UU. y no aparece en una reunión sobre la repatriación de los restos de soldados

"Estamos ansiosos por seguir las operaciones (de recuperación de los restos) en Corea del Norte en el futuro y tenemos muchas esperanzas. De nuevo, este es solo un gran primer paso para generar confianza y construir una relación".

Se cree que los restos de soldados estadounidenses asesinados en la Guerra de Corea se encuentran en la base aérea de Osan en Corea del Sur.

Se cree que los restos de soldados estadounidenses asesinados en la Guerra de Corea se encuentran en la base aérea de Osan en Corea del Sur.

Los restos están siendo repatriados como parte de un acuerdo histórico el mes pasado entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un.

Las pruebas preliminares revelaron que los restos parecen ser los de los combatientes de la Guerra de Corea, y que probablemente eran estadounidenses, según John Byrd, un antropólogo de la DPAA.

Byrd confirmó informes anteriores de que solo se devolvió una chapa de identificación con los posibles restos. Dijo que la familia de ese miembro del servicio ha sido notificada y recibirá la placa de identificación "en las próximas semanas".

Sin embargo, Byrd advirtió que no estaba claro si los restos de ese veterano están entre los devueltos.

El proceso de identificación de los restos podría durar meses o años, según los expertos, y no está claro qué hay dentro de cada caja.

MIRA: Corea del Norte podría estar construyendo misiles, según The Washington Post

Funcionarios del ejército de Corea del Norte que devolvieron los restos expresaron su preocupación por la mezcla de huesos, dijo Byrd. Le dijo a CNN después de la conferencia de prensa que es probable que haya más de 55 personas en las 55 cajas que se envían a Hawai.

Los restos están programados para ser transportados a Hawai el miércoles por la noche.

Los restos están programados para ser transportados a Hawai el miércoles por la noche.

Los restos fueron entregados por el Ejército Popular de Corea (KPA) en la ciudad norcoreana de Wonsan antes de ser transportados a Corea del Sur el viernes, aniversario del armisticio que detuvo las hostilidades en la Guerra de Corea, que duró de 1950 a 1953.

Byrd también confirmó que ninguno de los restos incluía huesos de animales, lo cual, según dijo, puede suceder fácilmente por accidente.

Angela Kerwin, cónsul general de la Embajada de EE.UU. en Seúl, dijo que no se hizo ningún pago a los norcoreanos por los restos.

MIRA: Corea del Norte quiere que Estados Unidos haga un "movimiento audaz" hacia la paz antes de la desnuclearización, según fuentes

Años de negociaciones

Estados Unidos ha intentado en múltiples ocasiones a lo largo de los años negociar el regreso de los restos de los muertos en Corea del Norte durante la Guerra de Corea mientras luchaba en nombre del Comando de las Naciones Unidas.

Según el Departamento de Defensa de EE.UU., 7.697 personas del conflicto de Corea siguen desaparecidas, de las cuales se cree que 5.300 están al norte de la zona desmilitarizada que separa Corea del Norte y Corea del Sur.

Los restos de 340 soldados han sido entregados por Corea del Norte desde 1990. Estados Unidos detuvo los esfuerzos conjuntos con Corea del Norte para recuperar restos durante la administración de George W. Bush, ya que las conversaciones con Pyongyang flaquearon.

Los analistas consideran que el tema es un fruto fácil para los negociadores de Pyongyang y Washington, algo que ambas partes podrían aceptar fácilmente para establecer un mínimo de confianza y buena voluntad mientras continúan negociando sobre el programa de armas nucleares de Corea del Norte.

- Ryan Browne, James Griffiths y Liz Landers, de CNN, contribuyeron a este reporte.