CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Sociedad

Un hombre que fue infiel con una mujer casada deberá pagar por ello 8 millones de dólares

Por Ayana Archie, Sal Sendik

(CNN) — En muchos estados de Estados Unidos existe castigo por adulterio. Pero en Carolina de Norte puede ser una seria ofensa, como un hombre descubrió el último jueves.

Un juez ordenó a Francisco Huizar III pagar 8,8 millones a Keith King, ya que mantuvo una relación extramatrimonial con con su mujer por 16 meses.

MIRA: Cristiano Ronaldo acuerda con el fisco español: multa de 22 millones de dólares y dos años de cárcel

¿Por qué tanto? La mayor parte del dinero corresponde a daños punitivos, con el fin de penalizar al infractor. Pero cerca de 2,2 millones de dólares del total es compensatorio o daños tangibles.

La abogada de King, Joanne Foil, dijo que tras descubrir la infidelidad de su esposa, Danielle Swords, su compañía perdió ingresos y un empleado… su esposa. La pareja eventualmente se separó.

King presentó una demanda por motivos de conversación criminal, alienación de afecto, infligir intencionalmente angustia emocional, imposición negligente de angustia emocional, y asalto y agresión.

publicidad

Así fue la aventura

Swords y Huizar se conocieron en un evento de bicicletas en 2015, unos cinco años después que se casara con su esposo.

Swords estaba en Nueva York para ver un evento de bicicletas patrocinado por la compañía de su esposo, King BMX Stunt Shows. Huizar, un residente de Texas, estaba trabajando en el evento.

Huizar empezó a seguir a Swords, escribió Foil en un email a CNN.

En los siguiente meses, Huizar se acercaba a Swords siempre que podía. Alquiló una habitación en la misma calle de la residencia de King. Cuando King invitó a su esposa a un día de spa, Huizar la acompañó. Cuando King invitó a su esposa a un viaje por su cumpleaños, él se quedó en un hotel cercano, explicó Foil.

Primero King detectó mensajes inapropiados entre ambos. Luego, Swords grabó un video de un altercado entre King y Huizar. Huizar le hizo una llave en el cuello luego que King se enojara, lo que derivó en el cargo de asalto y agresión.

MIRA: Corea del Sur legaliza el adulterio y se disparan acciones de fabricante de condones

Swords no respondió a los intentos de CNN de contactarla.

King presentó como evidencia ante la corte registros de llamadas, recibos de hotel, y mensajes en redes sociales.

En tanto el abogado de Huizar, Cheri Patrick, aseguró que su cliente no destruyó su matrimonio ya que estaba deteriorado.

Date Shot: Jul 30, 2018 Location Shot:

King y su esposa.

“Veredictos como este ignoran la realidad de cómo y por qué los matrimonios fracasan y quitan responsabilidad a las personas por su matrimonio” dijo la abogada. “No hay ganadores en este tipo de casos”.

Patrick y Huizar van a apelar la sentencia.

La ley de adulterio en Carolina del Norte

En Carolina del Norte, es legal que una persona demande a un individuo si él o ella mantiene una relación extramarital, se conoce como alienación de afecto.

“La ley de alienación de afecto en Carolina de Norte es arcaica, degrada las obligaciones de los cónyuges en un matrimonio, y debería ser derogado», dijo Patrick.

La ley de alienación de afecto existe en otros cinco estados: Hawai, Mississippi, Nuevo México, Dakota del Sur y Utah.

Otro cargo presentado contra Huizar fue conversación criminal, referida a actos sexuales extramatrimoniales.

MIRA: Los motivos de las mujeres para engañar a sus esposos están cambiando

Los cargos se mantuvieron porque no había pruebas de que la pareja fuera infeliz antes de que Swords comenzará la aventura. Además, había pruebas de que Huizar se interpuso en la pareja.

King dijo que intentó salvar el matrimonio por su hija, pero luego descubrió la ley estatal sobre adulterio, reportó la cadena WRAL, afiliada a CNN.

“Mi matrimonio estaba muerto. Estaba destrozado”, le dijo King al medio.

También existe un estatuto estatal que define “mala conducta marital” como una variedad de cosas más amplia que la actividad sexual, incluso gastar una gran cantidad de los ingresos de un cónyuge, beber o consumir drogas excesivamente e ir a la cárcel o prisión, lo que provoca una «separación involuntaria».