CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

¿Cómo van las relaciones entre Wall Street y la Casa Blanca de Donald Trump?

Por José Antonio Montenegro

(CNN Español) – Wall Street pasó prácticamente todo 2017 dándole prioridad al llamado «crecimiento global sincronizado», algo que la mayor parte del mundo disfrutó en ese momento. Y, en cuanto a la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos decidió mantenerse positivo, descontando que en algún momento empezaría el esperado recorte de impuestos y de regulaciones. Dos dulces, quizás envenenados, para Wall Street.

Pero con la llegada de 2018 el panorama empezó a cambiar: el recorte de impuestos y de regulaciones fue una realidad, además de cierta desaceleración de ese crecimiento global sincronizada. En ese contexto, las bolsas neoyorkinas pasaron a estar más lentas y faltas de dirección. Sin mencionar que, ciertamente, la influencia de Trump sobre las mismas ha cambiado de signo… para mal.

Dejamos las expectativas positivas para encontrarnos con la la incertidumbre que generan en los mercados las guerras comerciales, el proteccionismo, los aranceles y también esa retórica –digamos sui generis– de Trump en lo que se refiere al status quo de lo que entendemos por Occidente.

Todo este panorama lo analizamos en el nuevo programa de GloboEconomía junto a nuestro invitado el economista Jorge Suárez-Vélez, quien puso sobre la mesa un tema que también se menciona cada vez más en estos mercados. «El estímulo del corte de impuestos fue desafortunado, por su timing«, señala Suárez-Vélez, porque se hizo justo cuando no hacía falta. Entonces, la consecuencia que vemos aquí es la preocupación frente a que la inflación pueda acelerarse y termine por adelantarse una posible recesión.

Esas son las vibraciones que entraron y salieron de los mercados durante los primeros meses de 2018. Un período en el que los índices señalan una fuerte falta de dirección y –salvo en sectores muy concretos como el tecnológico– una marcha lenta de sus consecuciones.

publicidad

Aunque la economía continúa fuerte y robusta, la sombra de la Casa Blanca de Trump que comenzó gustando empieza a pesar. No hay expectativas atractivas hacia adelante y el tema de los proteccionismos no es bienvenido. Ahora, si a todo eso se suma más incertidumbre en la política monetaria, pues es bastante claro el cambio de relación entre la Casa Blanca y Wall Street.

No te pierdas el programa de GloboEconomía este sábado a las 7 pm ET y el domingo a la 1:30 pm ET.