(CNN en Español) – Miles de personas se reunirán el próximo 6 y 7 de octubre en los alrededores de las pirámides de Teotihuacán para asistir a uno de los más grandes festivales de metal en México y posiblemente de Latinoamérica, el Force Fest Open Air.

Más de 60 bandas de reunirán en el Estado de México, al centro del país, en una nueva edición de este festival metalero que busca tener el mismo impacto que los festivales que se realizan en Europa durante el verano, como el Wacken Open Air y el Party San Open Air de Alemania. Según los organizadores del evento, el festival se realizará en el Campo de Golf Teotihuacán.

Bandas como Slayer, System of a Down, Lamb of God, Alice in Chains, Stone Temple Pilots, entre otras, serán las encargadas de hacer vibrar a los fanáticos que lleguen a los alrededores de la zona arqueológica mexicana.

Slayer, se encuentra en su gira de despedida y este podría ser su último concierto en tierras mexicanas.

La participación del exvocalista de Pantera, que se presentará con su proyecto Philip Anselmo & The Illegals, será uno de los eventos más esperados por los fanáticos.

Además, el festival contará con el regreso de System of a Down, que ofrecerá lo mejor de su repertorio para todos los asistentes.

El Force Metal Fest nace en el 2012, cuando presentó bandas como Soulfly, Motörhead, Anthrax y Testament.

El público podrá vivir por vez primera en México la experiencia de asistir a un festival al aire libre con opciones de campamento. Además, podrán disfrutar del Campeonato Nacional de Artes Marciales Mixtas que se celebrará durante el festival, así como una Villa Vikinga y juegos mecánicos.

Juan Carlos Guerrero, fundador del Force Metal Fest Open Air, aseguró que el gobierno del Estado de México, así como el municipio de Teotihuacán, han permitido obtener los permisos para el evento por lo que no existe ningún riesgo de cancelación, como ocurrió con el festival Hell and Heaven de 2014, cuando el gobierno de Eruviel Ávila canceló el evento tras asegurar que no se cubrían los "estándares de seguridad en el lugar".

Aunque los fanáticos del festival y organizadores en ese entonces mencionaron que la razón de la cancelación habría sido por discriminación al género musical.

"Este es un festival familiar, para melómanos, quienes van es porque de verdad conocen y disfrutan del género. Es un público muy tranquilo y muy ordenado. Nunca hemos tenido ningún altercado”, mencionó Guerrero. © System of a Down y Slayer harán vibrar a Teotihuacán en el Force Fest