(CNN) - Las protestas en Nicaragua que comenzaron a mediados de abril han dejado al menos 317 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Dentro del recuento de muertos de la organización se encuentran 21 policías y 23 niños y adolescentes "asesinados en el contexto de la crisis", dijo la comisión. El Gobierno nicaragüense contabiliza 195 muertos desde que comenzaron las protestas.

MIRA: ¿Quién es hoy Daniel Ortega?

"La Comisión Interamericana condena todos los asesinatos registrados e insta al estado de Nicaragua a que investigue con prontitud y seriedad cada uno de estos delitos", dijo la comisionada Antonia Urrejola, relatora de la CIDH para el país. Agregó que "el estado debe tener un informe actualizado, confiable y transparente de las muertes".

El jueves, la Organización de Estados Americanos aprobó la creación de un "Grupo de Trabajo para Nicaragua" diseñado para "encontrar soluciones pacíficas y sostenibles" a la crisis nicaragüense que incluirá "consultas con el Gobierno".

Manifestantes en Managua marchan el 28 de julio. Las protestas continuaron este fin de semana.

Manifestantes en Managua marchan el 28 de julio. Las protestas continuaron este fin de semana.

Las conversaciones previas de mediación entre los diversos sectores de la sociedad y el Gobierno han demostrado ser infructuosas, y las partes contrarias no han podido llegar a un acuerdo.

Continúan las marchas y protestas

Lo que comenzó como protestas contra las reformas de la seguridad social hace más de tres meses se han convertido en llamados al derrocamiento del presidente Daniel Ortega, con manifestantes exigiendo justicia para las víctimas, el fin de la represión y elecciones presidenciales anticipadas.

La Policía y los paramilitares —enmascarados y hombres armados en camionetas— continúan tomando medidas drásticas contra las protestas y quienes las apoyan, a medida que aumenta el temor en todo el país. Las barricadas improvisadas que alguna vez fueron el símbolo de la resistencia popular son desmanteladas.

En una entrevista con Andrés Oppenheimer de CNN Español, Ortega dijo que los hombres enmascarados en las calles son "policías voluntarios" y agregó que son "ciudadanos que se defienden".

A pesar del temor, la gente sigue marchando por todo el país casi a diario, con reclamos que van desde la liberación de prisioneros políticos hasta marchas estudiantiles, marchas de madres o, como el sábado, una marcha en apoyo del personal médico.

Digital 19, medio digital del gobierno, informó de contragolpes progubernamentales "exigiendo justicia contra los autores materiales e intelectuales de los asesinatos cometidos por los terroristas en las llamadas 'barricadas de la muerte'".

MIRA: La comisión creada por el gobierno nicaragüense contradice a Daniel Ortega

Los manifestantes llevaron imágenes de muñecas heridas y recrearon escenas de violencia que, según dijeron, fueron cometidas por "terroristas". Estaban rodeados por simpatizantes del Gobierno que ondeaban la bandera roja y negra del Frente Sandinista de Liberación Nacional, la representación del movimiento sandinista de los años setenta que liberó a Nicaragua del entonces dictador Anastasio Somoza.

"En esta ocasión, los trabajadores de la salud participaron y las manifestaciones demostraron la destrucción y los daños provocados por el odio de los grupos golpistas a las ambulancias, los vehículos y las instituciones públicas", dijo Digital 19.