(CNN) - La muerte de una estudiante de 23 años, quien se suicidó dos meses después de afirmar que fue violada, volvió a despertar la ira por la violencia sexual contra las mujeres en Sudáfrica.

Khensani Maseko, estudiante de la Universidad de Rhodes en Grahamstown, dijo que fue violada por otro estudiante en mayo pasado, según un comunicado de la universidad.

El 3 de agosto, el día en que se quitó la vida, Maseko publicó un mensaje críptico en redes sociales.

MIRA: Las palabras que debes decir (y no decir) sobre el suicidio

Khensani Maseko, estudiante de la Universidad de Rhodes en Grahamstown, dijo que fue violada por otro estudiante en mayo, según un comunicado de la universidad.

Khensani Maseko, estudiante de la Universidad de Rhodes en Grahamstown, dijo que fue violada por otro estudiante en mayo pasado, según un comunicado de la universidad.

"Nadie merece ser violado", escribió en Instagram con una foto que muestra lo que se cree es su fecha de nacimiento y la fecha de ese día.

Desde entonces, la cuenta de Maseko fue eliminada de esta plataforma.

La Universidad de Rhodes confirmó su muerte y señaló que las autoridades sostuvieron una reunión con los padres de Maseko después de que ella informara en julio que había sido violada.

La universidad indicó que allí se decidió que Maseko debía regresar a su hogar, a la espera de una investigación sobre sus acusaciones.

Las mujeres de Sudáfrica se movilizan en contra de la violencia sexual.

Las mujeres de Sudáfrica se movilizan en contra de la violencia sexual.

La estudiante de tercer año murió unos días antes del regreso que tenía previsto a la universidad, donde se reuniría con quienes estaban investigando el caso en la institución.

El hombre acusado de violación fue suspendido, según informó la universidad en el comunicado publicado en su sitio web. Y agregó que estaba trabajando con la Policía de Sudáfrica y la Autoridad Nacional de Enjuiciamiento para comenzar una investigación sobre la muerte de Maseko.

La Policía no ha revelado el nombre del sospechoso.

MIRA: El aumento del suicidio: ¿están nuestras sociedades en crisis?

Las altas tasas de feminicidios

Las estadísticas revelan que la violencia sexual contra las mujeres es un problema grave en Sudáfrica.

De acuerdo a las estimaciones publicadas en junio por el servicio nacional de estadísticas de Sudáfrica, 138 de cada 100.000 mujeres en el país fueron violadas en 2016 y 2017.

"Esta cifra se encuentra entre las más altas del mundo. Por esta razón, algunos han calificado a Sudáfrica como la 'capital mundial de la violación'", dijo la entidad.

Además, la tasa de feminicidios del país -¡(el asesinato de una mujer o una niña por ser mujer) es cinco veces más alta que la tasa mundial.

Marchas de rechazo

La muerte de Maseko desató la indignación pública en Sudáfrica, donde las mujeres suelen usar las redes sociales para compartir imágenes de aquellas que han sido asesinadas por sus parejas.

MIRA: Violaciones atroces en India indignan al país, pero los casos aumentan

Miles de mujeres marcharon la semana pasada en todo el país para protestar por la violencia de género.

Mujeres sudafricanas protestan contra la violencia de género en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, el 1 de agosto de 2018. (Crédito: EPA-EFE/NIC BOTHMA)

Mujeres sudafricanas protestan contra la violencia de género en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, el 1 de agosto de 2018. (Crédito: EPA-EFE/NIC BOTHMA)

La protesta TotalShutDown (ParoTotal) se realizó con el fin de unir a las mujeres sudafricanas contra la "guerra sobre sus cuerpos", dijo Loyiso Saliso, portavoz del movimiento.

Las mujeres marcharon al Parlamento de Sudáfrica, la Corte Suprema de Apelaciones y otras estructuras provinciales y regionales para entregar un memorándum de demandas al Gobierno.

"Cuando los perpetradores teman más las consecuencias que van a enfrentar una vez que violan a las mujeres, comenzaremos a ver menos mujeres y niños desaparecidos o asesinados", afirmó Saliso.

Miedos renovados

La muerte de Maseko ha vuelto a encender los temores sobre la violencia sexual en el país.

MIRA: Cada 30 horas matan a una mujer en Argentina: la "epidemia" de los feminicidios en este país

Star Khulu, de 28 años, le dijo a CNN que intenta lucir menos atractiva cada vez que sale de su casa en Johannesburgo.

La marcha 'TotalShutDown' en Pretoria, Sudáfrica, el 1 de agosto de este año.

La marcha TotalShutDown en Pretoria, Sudáfrica, el 1 de agosto de este año.

Ella dijo que cree que vestirse de una manera menos provocativa reduce el riesgo de ser agredida sexualmente. Como estratega en una empresa de publicidad, también evita llegar tarde a casa y toma precauciones como desviarse si se le acercan hombres. Incluso cuando es de día.

"Un hombre una vez me agarró del brazo en un supermercado porque no lo miré ni sonreí cuando me dijo que era hermosa. Los hombres te agarran el trasero y no ven nada malo en eso", relató Khulu.

"A veces, simplemente les sonrío para evitarme problemas. Intento de todo, todos los días para no ser violada", reconoció.