El problema de Cerdeña con el robo de arena. Las playas de la región italiana de Cerdeña, como Cala Goloritzé, en la foto, son un polo turísitico importante. La preferencia por ellas es tal que los turistas suelen llevarse su arena de recuerdo. Ante ello, las autoridades locales han dispuesto de multas de hasta unos 3.482 dólares para desterrar esa mala costumbre.

(CNN) - La impresionante isla italiana de Cerdeña ha sido durante mucho tiempo un codiciado destino turístico, gracias a sus kilómetros de playas de arena inmaculadas.

Si visitas Cerdeña y caes rendido ante su hechizo, podrías querer llevarte una parte de la isla... Pero si se trata de robar un poco de la arena dorada de la costa, es mejor que lo pienses dos veces.

Esta semana, un turista nacido en Nápoles y residente de Gran Bretaña fue multado con más de 1.000 dólares cuando las autoridades descubrieron que había robado arena de una playa cercana a la ciudad norteña de Olbia, según el diario local L'Unione Sarda.

MIRA: 33 hermosas razones para visitar Italia

Ahora se les advierte a los turistas que podrían ser multados con entre 580 dólares y 3.482 dólares si son descubiertos llevando arena, piedras o conchas de las playas de Cerdeña.

'Robado y saqueado'

Puede que los turistas no se den cuenta de la gravedad de su delito cuando llenan una botella o bolsa de plástico con arena y se la llevan a casa.

Pero en los últimos años, las autoridades de Cerdeña han tomado medidas enérgicas contra el robo de arena e insisten en las consecuencias de hacerlo.

La Embajada de Alemania en Roma publicó una advertencia en Facebook dirigida a quienes potencialmente considerarían robar arena y explicó que esto provoca un "daño significativo".

Las playas de isla italiana de Cerdeña, como Cala Goloritzé en la imagen, son una atracción turística importante. La preferencia por ellas es tal que los turistas suelen llevarse parte de su arena. Una situación por la que las autoridades locales han establecido multas de hasta aproximadamente 3.482 dólares para desterrar la práctica.

Las playas tienen anuncios claras que advierten que no se tolerará esta conducta.

Las personas que roban arena suelen ser detectadas en los aeropuertos, donde los funcionarios de aduanas pueden registrar las maletas o la arena puede identificarse en los controles de escáner de los aeropuertos.

Una página local de Facebook, "Sardegna Rubata e Depredata" –traducida como "Cerdeña, robada y depredada"– hace campaña contra estos hurtos en las playas de Cerdeña. Fue creada por un grupo de inspectores de seguridad de los aeropuertos en Cerdeña.

"El propósito de la página es crear conciencia pública sobre este problema", le dijo uno de los administradores de la página a CNN Travel.

"Durante los últimos 20 años de actividad, hemos confiscado toneladas de material [...] Cada años nos ocupamos de devolver todo a los lugares de origen al final de la temporada de verano".

El administrador destaca su preocupación por los efectos del exceso de turismo en la isla.

"Cerdeña podría vivir fácilmente solo del turismo, pero desafortunadamente los políticos regionales son ni siquiera capaces de proteger y mejorar los recursos naturales de Cerdeña", comentó.

Este pueblo italiano vende casas a un dólar para atraer nuevos residentes

"Llevarse una sola botella de arena hace que el trabajo largo y paciente de la naturaleza resulte en vano", agregó el administrador de la página.

"Así que si vas de vacaciones a Cerdeña recuerda tomar fotos, observar la naturaleza magnífica, escuchar los sonidos, oler los aromas de a naturaleza, mantener los recuerdos en su mente pero no te lleves lo que no te pertenece porque es de todos", aseveró

Los residentes y autoridades están ansiosos por encontrar un equilibrio entre fomentar el turismo y desalentar el robo.

Respetando la naturaleza

La isla sarda de Budelli, La Spiaggia Rosa –una hermosa playa de color rosado gracias a lo microorganismos locales– ha sido acordonada desde la década de 1990 para proteger su inusual arena de la erosión provocada por el turismo.

El único residente de Budelli Mauro Morandi, un exrecluso que se convirtió en una sensación de internet gracias a su cuenta de Instagram donde exhibe sus fotografías de la isla, habló con CNN Travel a principios de 2018 sobre la protección de las playas.

Isla de Budelli, Italia, en una de las fotos de Mauro Morandi, un exrecluso que se ha convertido en una sensación de Internet gracias a su cuenta de Instagram.

Según Morandi, mostrarles a los visitantes la belleza de las playas ayuda a protegerlas.

"Estoy muy satisfecho con mi visibilidad, porque creo que puede ayudar a apreciar la belleza [y], por lo tanto, el respeto y la protección de la naturaleza", dijo.

Mauro Morandi, un exrecluso que vive solo en una paradisíaca isla italiana y se ha hecho popular por su cuenta en Instagram.