(CNN Español) - El flamante ministro de Cultura del gobierno de Chile, Mauricio Rojas, es blanco de críticas por unas declaraciones que hizo en el 2015 sobre el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.

Un perfil de Rojas publicado este sábado por el medio chileno La Tercera hace eco de unas declaraciones del ministro en un libro que publicó en el 2015, donde escribe que el museo "se trata de un montaje cuyo propósito, que sin duda logra, es impactar al espectador, dejarlo atónito, impedirle razonar". La publicación apareció dos días después de que Rojas asumiera la cartera.

En otra entrevista, en 2016, con Camilo Egaña de CNN en Español, Rojas, quien fue invitado en calidad de escritor, dijo que el Museo de la Memoria es "algo para que la gente no piense, para atontarte".

Aquí puedes ver un fragmento de la entrevista de 2016 en CNN en Español:

Rojas reaccionó este sábado en su cuenta de Twitter, donde indicó que las declaraciones provienen de una entrevista "antigua" y que no reflejan su pensamiento actual.

"Nunca he minimizado ni justificado las inaceptables, sistemáticas y gravísimas violaciones de los derechos humanos ocurridas en Chile", cierra el tuit.

Carmen Hertz, abogada de derechos humanos y diputada chilena, dijo que las declaraciones de Rojas "lo incapacitan para seguir en el cargo" y que su explicación en el tuit es "banal y absurda".

El opositor Partido por la Democracia consideró a través de Twitter que tales "agraviantes declaraciones lo descalifican para el alto cargo al que ha sido nombrado por el presidente Sebastián Piñera".

En contraste, el ministro secretario general de Presidencia, Gonzalo Blumel, en una entrevista con un canal chileno, minimizó las declaraciones de Rojas diciendo que "las opiniones del pasado son del pasado". Sebastián Piñera no se ha pronunciado al respecto.

Por su parte, Francisco Estévez, director del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, en una entrevista con un medio chileno, reaccionó diciendo que desde que terminó "la dictadura se ha ido desarrollando una cultura de la memoria y los derechos humanos", por lo que "lo que uno espera de un ministerio de la Cultura es que la cultura de la memoria sea respetada".

El Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, según su página web, es un espacio destinado a dignificar a las víctimas y a sus familias, a estimular la reflexión y el debate sobre la importancia del respeto y la tolerancia y dar visibilidad a las violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado de Chile entre 1973 y 1990 para que estos hechos nunca más se repitan.