Nota del editor: Clay Cane es anfitrión en Sirus XM y autor de Live Through This: Surviving the Intersections of Sexuality, God, and Race. Síguelo en @claycane. Los comentarios expresados en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) - Disney anunció recientemente que su primer gran personaje abiertamente gay aparecerá en la película "Jungle Cruise". Jack Whitehall, mejor conocido por su papel como J.P. en la serie de televisión británica "Fresh Meat", podría ser el hermano gay del personaje de Emily Blunt, según reportes.

De inmediato se produjo un contragolpe sobre otro hombre heterosexual seleccionado para retratar a un personaje gay. Algunos han descartado el tema como "indignación fabricada", mientras que otros han señalado la lucha que enfrentan muchos actores abiertamente homosexuales, especialmente aquellos que no se presentan como estereotipos masculinos, para acceder a roles sustantivos. Sin embargo, ambas reacciones oscurecen el punto de la discusión más amplio, que trata sobre la representación. ¿Qué significa "actuar" heterosexual? ¿Qué significa "actuar" gay?

MIRA: Sam Smith no es el primer hombre abiertamente gay en ganar un Oscar

La crisis de representación de Hollywood es el problema, no Whitehall. Disney fue criticada por tener a su primera princesa negra como criada que aparece como una rana en el 80% de la película. Disney también fue criticado durante décadas por las mentiras de Cenicienta y las fantasías de Blancanieves. Disney, y Hollywood en general, no es el lugar al que te diriges si estás buscando abrir nuevos caminos en lo que respecta a las representaciones de la sexualidad, o la raza o el género, para el caso.

Una fuente citada en The Sun describió el personaje de Whitehall como "tremendamente amanerado, muy afeminado y muy divertido". Pero ser afeminado y divertido no es sinónimo de una orientación sexual particular. Ricky Gervais y James Corden son "afeminados y divertidos" y son hombres heterosexuales. Entonces, ¿qué hace exactamente que el personaje de Whitehall sea gay? ¿Su orientación sexual es crucial para la historia o Disney cree que el amaneramiento, ser afeminado y divertido son representaciones precisas de uno de sus pocos personajes abiertamente homosexuales?

Jack Whitehall y Neil Patrick Harris

Jack Whitehall y Neil Patrick Harris

Whitehall puede representar cualquier personaje que quiera, aunque este no sea el personaje gay que alguien debería considerar innovador. (Irónicamente, si un actor gay interpretara a este personaje "cursi" podría decirse que recibiría una reacción negativa por ser un estereotipo, que fue lo que experimentó el elenco de "Queer Eye for the Straight Guy"). Pero el tema de la representación no es indignación fabricada. Hay una larga historia de figuras públicas que vivieron y murieron por temor a que ser quienes eran naturalmente demoliera sus carreras.

La agitación por Whitehall puede traer a la mente la reacción negativa que Scarlett Johansson recibió por aceptar el papel de un hombre trans en la película Rub & Tug. La representación trans y la representación gay son cuestiones diferentes porque la orientación sexual y la identidad de género no son lo mismo. La comunidad trans, a diferencia de la comunidad gay y lesbiana, es casi invisible en Hollywood y Johansson ciertamente le quitaba un papel a un actor trans.

MIRA: Un grupo de cristianos asistió a una marcha del orgullo gay para disculparse por cómo han tratado a la comunidad LGBT

Los actores trans nunca son virtualmente elegidos para interpretar papeles cisgénero; por lo tanto, había indignación legítima sobre Johansson. Como actriz trans, Trace Lysette, que trabajó en la película de Amazon "Transparent", escribió en Twitter: "No estaría tan molesta si estuviera en los mismos lugares que Jennifer Lawrence y Scarlett para roles cis, pero sabemos que ese no es el caso". Johansson luego dejó el papel.

Si todo fuera igual, los actores interpretarían a cualquier personaje que se merezcan. Dicho esto, aunque hay mucho trabajo por hacer para los actores trans (felicitaciones a "Pose" de FX por elegir a todos los actores trans para interpretar papeles trans, dándole una autenticidad específica), el trabajo no está terminado para los hombres homosexuales en Hollywood.

Cuando un hombre heterosexual interpreta a un personaje gay, es visto como "valiente" y "atrevido" y recibe una nominación al Oscar, como Colin Firth ("A Single Man"), Heath Ledger ("Brokeback Mountain") y Tom Hanks, quien ganó el Oscar por "Filadelfia". Estas fueron todas representaciones icónicas, pero debemos preguntarnos: ¿acaso un actor gay tuvo acceso a estos roles?

El fallecido y gran Ledger dijo sobre su papel nominado al Oscar en "Brokeback Mountain" en 2005: "La idea de hacerme pasar por Jake... simplemente no fue lo más fácil de hacer. Es una historia hermosa, bella. Definitivamente, fue una verdadera sensación de logro una vez que terminé. Tenía tanto miedo por el proyecto y la historia y, ya sabes, tuve que ser valiente".

Sí, para muchos fue "valiente" que besara a un hombre frente a la cámara. Si los actores abiertamente homosexuales Rupert Everett o Neil Patrick Harris hubieran interpretado al personaje de Ledger, probablemente no habría habido una nominación al Oscar.

MIRA: El mundo lucha contra la homofobia

La "transformación" en pantalla de heterosexual a homosexual es admirada como una actuación, pero oculta una realidad oscura. Si bien podemos pensar historias como la de Rock Hudson -el famoso actor de los años cincuenta mantuvo en secreto su orientación sexual hasta su muerte por complicaciones relacionadas con el VIH/sida en la década de 1980-, todavía hay muchos actores gay que viven con miedo a quedarse fuera. Además, saben que son más "comercializables" si son percibidos como un hombre heterosexual que interpreta a un personaje gay que como un actor gay que interpreta a un personaje gay.

Recientemente hablé con un amigo que se siente cómodo con su sexualidad pero que no es abiertamente gay como actor profesional (y no se sentía cómodo usando su nombre para este artículo). Un exprofesor de actuación una vez le dijo: "Es importante mostrar que puedes interpretar a un 'hombre'".

Y ahí radica el problema, que se extiende a todos los aspectos de nuestra cultura. Los hombres homosexuales no son vistos como hombres reales. Un hombre "real" no puede ser afeminado. Para un hombre "real", la masculinidad es igual a la hipermasculinidad, que aviva las llamas de la homofobia y la misoginia incluso cuando impacta negativamente a todos los hombres, independientemente de su orientación sexual.

Los actores heterosexuales deberían interpretar a actores homosexuales, siempre y cuando los personajes homosexuales tengan el mismo acceso para interpretar a personajes heterosexuales, y no solo Neil Patrick Harris e Ian McKellen. Desafortunadamente, todavía no estamos allí, cerca, pero no en una era después la homofobia en Hollywood. No piense que el gay BFF en una comedia romántica, o el trágico gay encerrado en un drama significa que los días de Rock Hudson se terminaron. En Hollywood, política (Ed Koch), música (Luther Vandross), o para un promedio hombre que trabaja de 9 a 5.

El tema de la representación no es indignación fabricada. Hay una larga historia de figuras públicas que vivieron y murieron por temor a que ser quienes eran naturalmente demoliera sus carreras

Clay Cane