El maestro budista Xuecheng llega a la sesión de apertura de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino en Beijing el 3 de marzo.
El maestro budista Xuecheng llega a la sesión de apertura de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino en Beijing el 3 de marzo.

(CNN) - Shi Xuecheng, el monje budista de más alto rango en China, renunció a su cargo como jefe de la Asociación Budista China, luego de que surgieran acusaciones de conducta sexual inapropiada a principios de este mes.

“El consejero presidente ha aceptado la renuncia de (Shi) Xuecheng como presidente de la Asociación Budista de China”, dice un comunicado de la organización dado a conocer este miércoles luego de una reunión de los monjes de alto rango en Beijing. El documento agrega que “las comunidades budistas deberían estar determinadas a tomar medidas efectivas para mantener la disciplina y rectificar la mala tendencia a debilitar la fe".

El comunicado no hace referencia a un explosivo documento de 95 páginas en el que se acusa a Xyecheng de acoso y asalto sexual a varias monjas en el templo Longquan en Beijing, donde él era el abad, entregado a las autoridades el mes pasado por dos monjes veteranos de ese monasterio.

Xuecheng, es una figura de alto perfil que encabeza la Asociación Budista de China y se desempeña como asesor político nacional del Gobierno comunista.

El hombre de 51 años, que ha hecho un voto de celibato como la mayoría de los monjes budistas, publicó una breve declaración cuando se dio a conocer la información, negando todas las acusaciones a sus más de un millón de seguidores en su cuenta verificada en Weibo, el equivalente de Twitter de China.

La declaración, emitida en nombre de su templo, alegaba que los denunciantes "organizados y viciosos" habían "falsificado materiales, tergiversado hechos y difundido acusaciones falsas" para engañar al público. Dijo que el templo le pediría al Gobierno llevar a cabo una investigación oficial para "dejar las cosas claras".

El informe de los acusadores contiene numerosos ejemplos de mensajes explícitos que supuestamente Xuecheng envió a al menos seis monjas. En los mensajes, se alega que Xuecheng exigió la total obediencia de las monjas, incluidos los favores sexuales, como parte de su estudio de las doctrinas budistas.

China cuenta con más de 240 millones de budistas a pesar de que el Partido Comunista en el poder es oficialmente ateo.

Xuecheng es uno de los líderes religiosos más destacados del país, autor de numerosos libros y trotamundos en la promoción del budismo chino.

Se sabe que el abad dio un giro moderno a la religión antigua, mantiene una presencia activa en internet y enseña ideas budistas a través de dibujos animados. En 2016, atrajo una breve atención mundial cuando su templo lanzó un "robot monje humanoide" diseñado para recibir a los visitantes jóvenes.

Su templo también es visto como un bastión intelectual con jóvenes monjes altamente educados. Ambas denunciantes tienen un doctorado en Ingeniería de una de las universidades más prestigiosas de China.