(CNN Español) - La guerrilla colombiana del ELN entregó posibles pruebas de supervivencia de los integrantes de las Fuerza Militares que fueron secuestrados a principios de agosto de 2018.

A través de un audio que le envió el ELN a CNN en Español vía WhatsApp, alias ‘Uriel’, comandante del Frente de Guerra Occidental del ELN, que opera en el departamento del Chocó, en el Pacífico colombiano, dijo que el protocolo de liberación aún no se ha concertado y que está en manos del gobierno adelantar la liberación de tres policías, un soldado y dos civiles que fueron secuestrados el 3 de agosto en Chocó.

Esto contradice un comunicado del Ministerio de Defensa de Colombia de este lunes en el que aseguraba que activó los “protocolos indispensables” para la liberación de los secuestrados que tiene el ELN.

“Dichos protocolos incluyen los parámetros necesarios de seguridad que deben garantizar la vida de los secuestrados y la integridad de todos los intervinientes, así como de los miembros de la Fuerza Pública”, dijo el Ministerio de Defensa este lunes.

En el audio publicado este miércoles se escuchan las voces de los tres policías, el soldado y los civiles, que se identifican con sus nombres y les piden a las autoridades “colaborar” para su liberación. Dijeron que se encuentran bien de salud.

Uriel, quien habla con los secuestrados a través de un radioteléfono, acusó a las Fuerzas Armadas de tener vínculos con paramilitares en la región de Chocó, razón por la cuál justificó el secuestro de estas personas.

“Reiteramos por tercera vez nuestra disposición de apoyar la liberación a la mayor brevedad de los militares, los policías y los técnicos en comunicaciones, retenidos recientemente en los Departamentos de Arauca y el Chocó, por unidades guerrilleras del Ejército de Liberación Nacional”, dice un comunicado de este lunes de la delegación de diálogos del ELN en La Habana, Cuba.

Este miércoles, el Ministerio de Defensa dijo que espera que el ELN entregue las coordenadas para las liberación de los nueve secuestrados (tanto los de Chocó como Arauca) y garanticen la vida y la integridad tanto de los secuestrados como del equipo que estará presto a la liberación.

Los secuestrados

El pasado 4 de agosto, el ELN se adjudicó en un comunicado el secuestro de dos contratistas civiles, de los policías Wilber Rentería, Luis Carlos Torres y Yemilson Leandro Gómez, así como del soldado profesional Jesús Alberto Ramírez. El secuestro ocurrió en el municipio de Vigía del Fuerte, en Chocó.

En su página de Internet, el Ejército de Colombia exige la liberación de los integrantes de la fuerza pública secuestrados, así como de los dos civiles.

Los integrantes de la Fuerza Pública no son los únicos secuestrados recientemente por el ELN. El grupo se responsabilizaron del secuestro de otros tres soldados en el departamento de Arauca, en la frontera con Venezuela, pocos días después.

Los soldados regulares Orlando Yair Vega Díaz, Juan Pablo Rojas Ovando y Eduardo Caro Bañol, que pertenecen al Grupo de Caballería Mecanizado No. 18 del Ejército, fueron secuestrados el pasado 8 de agosto por dos presuntos integrantes del Frente Domingo Laín del ELN, que portaban armas cortas. Los sujetos interceptaron un vehículo en el que se movilizaban los tres soldados, que estaban de permiso y vestían de civil, cuando fueron plagiados por los secuestradores, según el Ejército.

Entre las posibles pruebas de supervivencia que entregó alias ‘Uriel’ no estaban los soldados secuestrados en Arauca.

El presidente de Colombia, Iván Duque, (quien recientemente asumió el mando), se refirió este martes a los secuestros hechos por el ELN y dijo que aunque su gobierno les extiende una “mano amiga” a los guerrilleros que quieran desmovilizarse, no se dejará chantajear.

“Pero no vamos a aceptar ningún chantaje, ninguna intimidación. La liberación de los secuestrados debe ser el primero de cualquier acto, si es que pretenden darle alguna demostración al pueblo colombiano, pero no un chantaje porque el secuestro nunca será aceptado por nosotros como un vehículo de presión”, dijo Duque en un acto de las Fuerzas Militares.

En su discurso de posesión, Duque sorprendió al no cerrarle la puerta a los diálogos con el ELN, que se encuentra actualmente estancados, y dijo que evaluará el proceso.