Nota del editor: Este artículo fue publicado originalmente por Refinery 29, una publicación de moda digital enfocada en las mujeres jóvenes, en mayo de 2018. Esta historia fue actualizada por CNN Style en agosto de 2018 en honor al 60 aniversario de Madonna.

(CNN) - Casi cuatro décadas después, la persona católica más famosa del mundo, además del papa (y tal vez el difunto John F. Kennedy), aún podría ser Madonna Louise Verónica Ciccone. ("Verónica" es su nombre de confirmación, por cierto).

Desde el momento en que debutó en 1983 con su álbum homónimo de dance-pop (acompañado de magnéticos videos), Madonna, ¡ese nombre solo!, llevaba su educación religiosa en la manga... o alrededor de su cuello, si vamos a ser literales al respecto.

MIRA: Madonna celebra su cumpleaños en familia

Pero la relación de la leyenda del pop con el catolicismo, como estilo central de estética e inspiración, como símbolo de una infancia traumática y abrumadora, como un sistema opresivo contra el cual rebelarse, nunca ha sido sencilla.

Primero combinando un crucifijo grueso con sujetador, top de malla, brazaletes de goma y una hebilla de cinturón de Boy Toy, la superestrella rubia luego teñió su cabello al marrón de la escuela parroquial y se puso una bata para bailar antes de quemar cruces e intimar con un santo negro.

En su gira mundial más reciente en 2015-2016, ella y sus bailarinas vestían hábitos modificados (es decir: sexis). Y giraban sobre postes de strippers modificados (es decir: crucifijos) durante su canción intencionalmente blasfema "Holy Water". Como dijimos: confrontacional.

MIRA: La razón por la que Madonna disfruta la controversia de Pepsi

Es una temática que nunca se ha ido por completo, incluso después de 13 álbumes, 69 videos, dos matrimonios, seis hijos e incluso un compromiso profundo con la Cábala (corriente de pensamiento esotérico). Así que tiene sentido, entonces, que la exhibición de "Cuerpos celestes: la moda y la imaginación católica" de este año en el Costume Institute del Museo Metropolitano de Arte (y su gala repleta de estrellas, a la que asiste a menudo) esté claramente hecha para Madonna.

En honor a su 60 cumpleaños, aquí hay una breve historia de estilo de Madonna, una chica católica que salió mal.

Visita Refinery 29 para obtener más cobertura de moda.