(CNN) - El veganismo, la dieta basada en plantas que excluyen a la carne y los productos derivados animales, está teniendo un auge. Desde 2008, ha habido un aumento del 350% en el número de veganos solo en Reino Unido. El origen de esta motivación es variada, pero incluye preocupaciones sobre el bienestar animal, el medio ambiente y motivos religiosos.

Muchas personas, sin embargo, lo hacen para tener una dieta más saludable. La investigación sugiere que el veganismo puede tener beneficios para la salud si está bien planificado. Para aquellos que han seguido una dieta rica en carne y productos lácteos durante la mayor parte de sus vidas, embarcarse en una dieta vegana puede conducir a cambios significativos en el cuerpo.

Las primeras semanas

Lo primero que alguien que comience una dieta vegana puede notar es un impulso de energía con la eliminación de la carne procesada que se encuentra en muchas dietas omnívoras, y reemplazarla con frutas, verduras y nueces. Estos alimentos aumentarán tus niveles de vitaminas, minerales y fibra.

MIRA: Los 10 paraísos en el mundo para los veganos

Cuando pasen algunas semanas, es probable que haya un cambio en la función intestinal, ya sea hacia un patrón saludable más regular o un aumento en la hinchazón y ventosidades. Esto se debe al mayor contenido de fibra de una dieta vegana y al aumento simultáneo de carbohidratos que fermentan en el intestino y pueden causar el síndrome del intestino irritable.

De tres a seis meses después

Algunas personas pueden comporbar que el aumento de frutas y verduras y la reducción de los alimentos procesados ​​pueden ayudar a reducir el acné. En este punto, sin embargo, sus reservas de vitamina D podrían estar disminuyendo, ya que las principales fuentes de esta en nuestra dieta provienen de la carne, el pescado y los lácteos, y no siempre se nota hasta que sea demasiado tarde. La vitamina D no se entiende bien, pero es esencial para mantener huesos, dientes y músculos sanos. Su ausencia se ha relacionado con el cáncer, enfermedades cardíacas, migrañas y depresión.

El veganismo tiene efectos positivos en el cuerpo, pero debe cumplir algunos requisitos.

Esto se debe a que las reservas de vitamina D solo duran unos dos meses en el cuerpo. La duración de las reservas dependerá de la época del año en que decidas hacerte vegano porque el cuerpo produce vitamina D a partir de la luz solar. Es importante asegurarse de comer suficientes alimentos fortificados o tomar un suplemento, especialmente en meses de invierno.

Unos meses después, una dieta vegana bien balanceada que sea baja en sal y alimentos procesados ​​puede tener beneficios impresionantes para la salud cardiovascular, ayudando a prevenir enfermedades del corazón, derrames cerebrales y reducir el riesgo de diabetes. A medida que se reduce la ingesta de nutrientes como hierro, zinc y calcio en una dieta vegana, nuestros cuerpos mejoran al absorberlos del intestino. La adaptación puede ser suficiente para evitar deficiencias en algunas personas pero no para todos, en cuyo caso los suplementos pueden llenar el déficit.

De seis meses a varios años

Alrededor de un año con dieta vegana, las reservas de vitamina B12 pueden agotarse. La vitamina B12 es un nutriente esencial para el funcionamiento saludable de la sangre y las células nerviosas y solo se puede encontrar en productos de origen animal. Los síntomas de la deficiencia de B12 incluyen dificultad para respirar, agotamiento, mala memoria y hormigueo en las manos y los pies.

La deficiencia de B12 se previene fácilmente comiendo tres porciones de alimentos enriquecidos por día o tomando un suplemento. Cualquier deficiencia anularía los beneficios de una dieta vegana para la enfermedad cardíaca y el riesgo de apoplejía y puede causar daños permanentes en el sistema nervioso y el cerebro.

Varios años después, incluso nuestros huesos comenzarán a notar el cambio. Nuestro esqueleto es un almacén de minerales y hasta los 30 años podemos agregarle minerales a partir de nuestra dieta, pero después de eso, nuestros huesos ya no pueden absorber minerales, por lo que es vital obtener suficiente calcio cuando somos pequeños.

LEE: ¿Es realmente una dieta vegetariana más ecológica que comer carne?

Después de los 30, nuestro cuerpo cosecha el calcio de nuestro esqueleto para usarlo en el cuerpo, y si no reponemos el calcio en nuestra sangre a través de nuestra dieta, nuestros huesos llenan el déficit y se vuelven quebradizos.

Los vegetales ricos en calcio como la col rizada y el brócoli pueden proteger los huesos, pero muchos veganos no cumplen con sus requerimientos de calcio y hay un 30% más de riesgo de fractura entre los veganos en comparación con los vegetarianos y omnívoros.

Las dietas veganas bien equilibradas pueden tener importantes beneficios para la salud. Muchos de esos beneficios pueden compensarse con deficiencias si la dieta no se administra con cuidado, pero los supermercados y las tiendas de alimentos hacen que sea más fácil que nunca disfrutar de una dieta vegana variada y emocionante y nuestro apetito por la carne en general está disminuyendo. Con la preparación adecuada, una dieta vegana puede ser beneficiosa para la salud humana.

Sophie Medlin es profesora de nutrición y dietética en King's College London.