CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

El mar se tiñe de rojo tras una masiva caza de ballenas en Islas Feroe

Por Judith Vonberg, Lauren Kent

(CNN) — Las imágenes de una caza de ballenas en las Islas Feroe, a 320 kilómetros al norte de Escocia, han desatado una renovada rabia entre conservacionistas y activistas de animales.

Las imágenes muestran a docenas de ballenas siendo llevadas a una bahía donde son asesinadas y el mar se vuelve rojo con su sangre.

MIRA: Ballena azul muere encallada en las cosas de Japón

La caza tuvo lugar en la bahía de Sandavágur, en la isla occidental de Vágar, el 30 de julio e involucró a calderones o ballenas piloto, según el gobierno de las Islas Feroe. Se trata de una de varias cacerías legales que tienen lugar cada verano en el archipiélago. Fue documentada por Alastair Ward, quien dijo que estaba de visita para celebrar su graduación en la Universidad de Cambridge en Reino Unido.

Reaccionando a las imágenes en Twitter, Blue Planet Society, un grupo de presión con sede en Reino Unido, condenó los asesinatos y describió a las Islas Faroe como un “país arcaico” que necesita “unirse al siglo XXI”.

“Estas personas no tienen respeto, empatía ni necesidad”, escribieron. “Esto es entretenimiento para ellos”.

En una declaración a CNN el viernes, el Gobierno de las Islas Feroe describió la caza de ballenas como una “parte natural de la vida de las islas Feroe” y rechazó las acusaciones de que los asesinatos fueron rituales o frívolos.

Personas participando en la caza de ballenas el 30 de julio.

Personas participando en la caza de ballenas el 30 de julio.

“La carne y la grasa de las ballenas piloto han sido, y continúan siendo, una parte valiosa de la dieta nacional en las Islas Feroe”, dijo el comunicado. “Las capturas se comparten en gran medida sin el intercambio de dinero entre los participantes. Cada ballena proporciona a las comunidades varios cientos de kilos de carne y grasa, carne que de otro modo debía ser importada del extranjero”.

MIRA: Encuentran un extraño híbrido entre ballena y delfín cerca de Hawai

De acuerdo con las regulaciones de las Islas Feroe, las ballenas deben ser asesinadas rápido y con el menor sufrimiento posible, y los que realizan la matanza deben haber completado un curso de caza de ballenas y haber obtenido una licencia.

Cientos de ballenas mueren cada año en “campañas” en las islas, que pertenecen a Dinamarca pero son un país autónomo y no están sujetas a las leyes de Dinamarca o la Unión Europea. Son el hogar de alrededor de 50.000 personas, según las estadísticas del Gobierno.

El agua en la cala donde ocurrió la caza de ballenas se ve roja por la sangre de los animales cazados.

El agua en la cala donde ocurrió la caza de ballenas se ve roja por la sangre de los animales cazados.

Las cacerías han tenido lugar alrededor de las islas durante siglos. Están estrechamente regulados por el gobierno y organismos internacionales, incluida la Comisión de Mamíferos Marinos del Atlántico Norte (NAMMC).

Las ballenas piloto no están en peligro y los niveles actuales de asesinatos en las Islas Feroe no amenazan su sostenibilidad, según un estudio de NAMMC en 2012.

De los aproximadamente 1 millón de calderones de aleta larga en todo el mundo, unos 100.000 viven cerca de las Islas Feroe, según NAMMC y la Sociedad Estadounidense de Cetáceos.

Una prohibición global de la caza comercial de ballenas ha estado en vigor desde la década de 1980, pero no tiene ningún efecto en estas cacerías, ya que la mayoría de la carne se comparte en la comunidad en lugar de venderse. Una prohibición de la UE sobre la caza de ballenas tampoco tiene peso, ya que las Islas Feroe no son parte del bloque.

MIRA: Ballena aletea de alegría al quedar en libertad en Australia

Aunque las cacerías son legales, las organizaciones europeas y mundiales las han criticado, entre ellas People for the Ethical Treatment of Animals (PETA), Humane Society International y Whale and Dolphin Conservation Society.

PETA describe las cacerías como “ejecución masiva” y argumenta que estas “criaturas altamente inteligentes… sienten dolor y miedo igual que nosotros”.

El gobierno de las Islas Feroe niega que los animales sufran extensamente, apuntando a los métodos humanos de acorralar a los animales en la bahía y matarlos.

Según el sitio oficial de caza de ballenas de las islas, la tradicional lanza afilada, el gancho puntiagudo y el cuchillo han sido reemplazados por un gancho redondo, “que no daña a las ballenas cuando están en la orilla”, y una lanza que se utiliza para romper la médula espinal de la ballena, asegurando que “las ballenas pierden el conocimiento y mueren en cuestión de segundos”.