CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

¿Es viable el proyecto del Tren Maya de López Obrador para México? No todos están convencidos

Por Ángela R. Bonachera

(CNN Español) — Tabasco, Campeche, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo podrían quedar unidos por tren si se completa uno de los grandes proyectos del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador. Se trata del Tren Maya que recorrerá los estados del sur del país para atraer más turismo en la zona.

Pero el proyecto no será sencillo: constará de un total de 1.500 kilómetros de vías, según dijo el propio AMLO el pasado 13 de agosto, cuando presentó al que será próximo director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, y a la próxima directora de Promoción Turística, Gabriela Cámara.

MIRA:Hallan en Yucatán, México, importantes pinturas rupestres que podrían ser mayas

Además del importante despliegue de vías, el costo no será bajo: el presidente electo prevé que costará entre 120.000 y 150.000 millones de pesos, lo que equivaldría a unos 6.200 – 7.800 millones de dólares. AMLO planea financiar esta cantidad mediante los fondos de los impuestos que se recaudan al turismo: unos 7.000 millones de pesos (366,7 millones de dólares) cada año.

Claro, esa cantidad no llega a ser suficiente para pagar el costo de la construcción del tren. Reconociendo esto, el presidente electo dijo que, una vez llegue al Gobierno en diciembre, se hará una convocatoria para contar con el apoyo de la iniciativa privada. “De esta forma, vamos a estar en condiciones de lanzar la convocatoria, iniciar el proceso de licitación desde el día primero de diciembre para tener terminada la obra a más tardar en cuatro años”, señaló.

Playa de Cancún, en Quintana Roo, México. (Crédito: DANIEL SLIM/AFP/Getty Images)

Playa de Cancún, en Quintana Roo, México. (Crédito: DANIEL SLIM/AFP/Getty Images)

Pros y contras sobre el proyecto

Este asunto de la financiación no ha gustado a ciertos sectores del turismo en la región. Pablo Azcárraga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico, dijo en una entrevista con Carmen Aristegui el pasado viernes que, con esta decisión, el Gobierno estaría quitando dinero a la promoción turística del país, por lo que acabaría haciendo daño al sector.

“Generar demanda significa forzosamente recursos para promover, hacer publicidad y motivar al viajero para que, en un mundo competitivo, se fije en México”. “Buscar financiar un tren quitando los recursos al turismo pone a la industria en un verdadero aprieto”, criticó. “Eso mata a la industria”, zanjó Azcárraga al respecto.

MIRA: Así se vive el turismo religioso en México

Como contrapunto, la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco) sí se mostró más optimista con el proyecto, del que aún apenas se conocen detalles, y dijo en una nota de prensa el 14 de agosto que estarían atentos al momento de la licitación “para destinar inversión”. Eso sí, advirtió su presidente,José Manuel López: “Deben explorarse fuentes adicionales de financiamiento de la magna obra”.

Para AMLO, este proyecto “fomentará mucho el turismo, desde luego creará empleos en el sureste, que es la región más abandonada en el país”. De este modo, dijo que estos meses previos a la toma de posesión trabajará para, una vez sea presidente de México, lanzar la convocatoria y empezar a trabajar.

Bajo el punto de vista de Concanaco, cuando el tren esté listo podrán crearse clústeres logísticos que generen acopio de la producción agrícola y comestible de la región. Eso serviría, dijo López, como detonante también en los rubros de servicios y comercialización de productos de la zona.

Eso sí, hizo algunas sugerencias: aprovechar la vía para uso turístico en la mañana y uso mercantil en la noche, y que la obra vaya acompañada de mayor inversión en los lugares con parada: “Se requerirán servicios de hospedaje y otros complementarios para los visitantes y los operadores en las zonas turística”, matizó López.

“No estoy yo tan seguro de que el sector turístico alcance a financiar algo así”, resaltó, por su parte, Pablo Pérez Akaki, profesor de la UNAM en la Facultad de Estudios Superiores de Acatlán, quien estuvo de acuerdo en la propuesta de que las vías no se usen solo para usos turísticos, sino como transporte de carga y de pasajeros regionales.

“Hay que pensar en estrategias para poder incorporar a la sociedad y su economía en su conjunto, y el medio ambiente, por supuesto, para esta estrategia de desarrollo basada en infraestructura”, añadió al respecto en una conversación con CNN en Español.

MIRA: Este túnel secreto podría ser la entrada al “inframundo” de los mayas

Ayuntamiento de Mérida, ciudad por la que pasará el Tren Maya. (Crédito: OMAR TORRES/AFP/Getty Images)

Ayuntamiento de Mérida, ciudad por la que pasará el Tren Maya. (Crédito: OMAR TORRES/AFP/Getty Images)

Según este experto en Geografía Económica, hay varios puntos cuestionables dentro del proyecto, y el primero tiene que ver con el medio ambiente, pues el tren “cruza un área protegida que es reserva de la biosfera”, alertó. El paso del tren “genera problemas”, dijo, citando que, por ejemplo, impediría que los animales se muevan libremente, por lo que los ecosistemas quedarían fraccionados.

“Hay costos ambientales que ya no se recuperan y deben compensarse en función de los beneficios”, dijo, preguntándose qué beneficios traerá el tren a la zona pues, bajo su punto de vista, “no está garantizado” que haya ganancias para las poblaciones locales, que además son principalmente indígenas y de agricultores y ganadores. “Por sí mismo no genera empleo o desarrollo, genera flujos”, opinó.

Pérez Akaki mencionó que el tren puede generar “desarrollos polarizados”: “Servirá para comunicar a las ciudades con Cancún y que Cancún tenga más flujo. Pero, ¿qué pasa con los intermedios? Esto no va a generar beneficios”, señaló. “Hay un desarrollo muy selectivo con estos proyectos”, criticó.

La ruta

Sitio arqueológico maya de Campeche, otras de las ciudades por las que pasará el Tren Maya. (Crédito: Chris Jackson/Getty Images)

Sitio arqueológico maya de Campeche, otras de las ciudades por las que pasará el Tren Maya. (Crédito: Chris Jackson/Getty Images)

MIRA:El terremoto mortal de México en 2017 desenterró un templo antiguo

Como se ha mencionado antes, aún se conocen pocos detalles concretos sobre el gran proyecto de AMLO. El presidente electo informó de que recorrerá las entidades de Tabasco, Campeche, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo. Dijo que utilizarán la vía del antiguo ferrocarril del sureste, que va desde la ciudad de Palenque hasta Valladolid, y que habrá estaciones en Campeche, Mérida, Chinchén Itzá y Cancún.

De este modo, se ampliará de 900 a 1.500 los kilómetros de vía en esta zona del sudeste de México para que los visitantes puedan ir a varias ciudades en un tren “moderno, turístico y cultural” que les llevará por “todo lo que es la gran cultura maya”.

Otras “probables estaciones”, según dijo, estarán en Palenque, Candelaria y Escárcega. Desde esta última se abrirá un ramal que llegará hasta Xpujil, cerca de Calakmul y su zona arqueológica. Este ramal continuará hasta el Caribe, Bacalar, Tulum y Cancún, dijo AMLO.

“No hay en otras partes del mundo, una región con tanta riqueza cultural como esta región de florecimiento de la gran cultura maya”, comentó el presidente electo sobre la zona que recorrerá el tren.