(CNN) - Un sospechoso de asesinato dijo a la policía en Colorado que estranguló a su esposa embarazada en un ataque de ira luego de que la viera en un monitor de bebé estrangulando a la hija de 3 años de la pareja, Celeste, según documentos judiciales.

Chris Watts dijo que la otra hija de la pareja, Bella, de 4 años, ya estaba "tendida" en la cama y vestida de azul en el dormitorio de la pareja, de acuerdo con una declaración jurada de arresto de la policía de Frederick.

Watts confesó haber enterrado a su esposa, Shanann Watts, de 34 años, cerca de dos tanques de petróleo y tirar los cuerpos de sus hijas en los tanques, según la declaración jurada.

Pero los fiscales pintan una imagen diferente del asesinato. Watts fue acusado el lunes de tres cargos de asesinato en primer grado por la muerte de su esposa y sus hijas pequeñas. Dos cargos adicionales de homicidio en primer grado lo acusan de causar la muerte de un niño menor de 12 años.

El padre de 33 años también enfrenta tres cargos de manipulación de un cuerpo y un cargo de terminación ilegal en primer grado de un embarazo, dijo el fiscal de distrito del condado de Weld, Michael J. Rourke, quien no reveló un motivo.

Watts, quien fue arrestado la semana pasada, está detenido sin derecho a fianza, y su próxima aparición en la corte está programada para el martes por la mañana.

El acusado negó una relación amorosa con un compañero de trabajo, según los investigadores

Los investigadores dijeron que sabían que Watts estaba "activamente involucrado" en una aventura con una compañera de trabajo. Lo había negado previamente en entrevistas, según la declaración jurada.

Temprano en la mañana del 13 de agosto, Watts dijo que le dijo a su esposa que quería separarse, y luego se produjeron los asesinatos, según documentos judiciales.

Antes de la confesión de Watts, las autoridades usaron un dron que vio una sábana en un campo cerca de los tanques de petróleo, dijo la declaración jurada.

"La sábana coincidía con el patrón de varias fundas de almohadas y una sábana recuperada de un cubo de basura de la cocina de la residencia [Watts] temprano ese día", dijo la declaración jurada.

En un discurso emotivo el lunes, el padre de Shanann, Frank Rzucek Sr., agradeció a las autoridades por encontrar los cuerpos de los miembros de su familia. Dijo que la familia apreciaba a los que asistieron a una vigilia con velas y expresó su apoyo.

"Mantengan las oraciones por nuestra familia", dijo, conteniendo las lágrimas.

Parecían la familia perfecta hasta que la esposa y sus dos hijas aparecieron muertas

Chris y Shanann Watts mostraban su vida con detalle en las redes sociales. Compartían fotos de sus vacaciones en las playas de San Diego e impresiones de pantalla de mensajes de texto muy románticos. Hablaban efusivamente sobre sus hijas, Bella y Celeste, y publicaban fotos de las pequeñas sonriendo o bailando de forma divertida. 

"¡Feliz Día del Esposo! No puedo imaginar a un hombre mejor para nosotras", escribió Shanann Watts en abril junto a una foto de la familia.

"¡Nos consientes con amor y atención! Aguantas a 3 mujeres impacientes y exigentes en la casa", siguió ella. "Trabajas duro todos los días para proveer para nosotras. Te amo tanto".

Cuatro meses después de que Shanann Watts compartiera esa foto, su esposo se encuentra en una cárcel de Colorado, Estados Unidos, como sospechoso de asesinarla a ella y a sus hijas, Bella, de 4 años, y Celeste, de 3.

La madre, quien estaba embarazada, y las hijas desaparecieron el lunes de su hogar en los suburbios de Denver. Sus cuerpos fueron hallados el jueves en la sede de la compañía petrolera en la que alguna vez trabajó Chris Watts, dijeron las autoridades.

Chris Watts, de 33 años, fue arrestado en relación con sus muertes pero no ha sido acusado formalmente. El martes se presentará ante la corte.

Las autoridades no han indicado un motivo para el asesinato.

La pareja se declaró en bancarrota en 2015

Mientras los sorprendidos amigos y vecinos se preguntan cómo la historia de una pareja que parecía tan perfecta pudo terminar de forma tan trágica, documentos de una declaración de bancarrota muestran una familia que tenía problemas financieros.

Chris y Shanann Watts se declararon en bancarrota en junio de 2015, de acuerdo con documentos en el registro de la corte. Eso fue después de comprar su casa, un inmueble valuado en 400.000 dólares, según los registros.

El año previo a la declaración de bancarrota, la pareja tenía un ingreso combinado de 91.000 dólares –la mayor parte ganada por Chris Watts, quien tenía un salario de 63.000 dólares en su empleo en Anadarko Petroleum, de acuerdo con los registros. El resto lo obtuvo Shanann Watts, quien en 2014 trabajó en el Hospital Infantil de Colorado

Sin embargo, tenían una deuda de 70.000 dólares, en su mayoría por préstamos estudiantiles y compras con tarjetas de crédito, de acuerdo con los registros. La pareja reportó dos cuentas de ahorro con un total de 9,51 dólares y una cuenta de cheques conjunta con 864 dólares.

A decir de todos, parecía que ellos habían superado la situación, con Shanann Watts haciendo varias publicaciones durante este año sobre su nuevo empleo en una compañía de estilo de vida.

Shanann Watts junto con sus dos hijas, Bella y Celeste.

Habrían sido estranguladas

Documentos del arresto de Chris Watts presentados el viernes revelan que algunas de las víctimas habrían sido estranguladas, junto con otros detalles siniestros.

Shanann Watts y sus hijas parecen haber sido asesinadas en su casa en Frederick, Colorado, una localidad de 8.600 personas a casi 50 kilómetros de Denver.

La causa de la muerte de cada miembro de la familia continúa pendiente a la espera de los resultados de los exámenes médicos, dijo el Departamento de Policía de Frederick.

Las niñas fueron halladas en un pozo

El cuerpo de Shanann Watts fue encontrado en la propiedad de Anadarko Petroleum, dijeron las autoridades. Y los cuerpos de las niñas estuvieron en un un "pozo de petróleo lleno de crudo durante días", indicaron los abogados de Chris Watts en documentos de la corte.

Una portavoz de la compañía confirmó que Chris Watts solía trabajar en el lugar, pero declinó decir cuándo terminó su contrato o qué cargo desempeñaba.

Watts fue arrestado bajo tres cargos de asesinato en primer grado y tres cargos de manipulación de un cuerpo humano, dijo el jueves un juez de la corte de distrito del condado de Weld. Él permanece en una cárcel del condado al norte de Denver y los fiscales tienen hasta el lunes para formalizar las acusaciones en su contra.

Una 'emotiva conversación'

En una entrevista el martes - tras la desaparición de su familia pero antes de su arresto –, Chris Watts dijo que su esposa llegó de un viaje de trabajo el lunes a las 2 a.m.

"Tuvimos una emotiva conversación, lo dejaré así", le dijo Watts a un reportero quien le preguntó si habían discutido. "Solo las quiero de vuelta. Solo quiero que vuelvan".

Watts dijo que ese día salió al trabajo hacia las 5:15 a.m. y que no se preocupó cuando su esposa no respondió sus llamadas ni mensajes de texto, pues ella acababa de volver del viaje.

Pero él se empezó a preocupar, dijo, cuando uno de sus amigos lo contactó alrededor del mediodía y le dijo que ella no estaba respondiendo los mensajes.

"Entré a la casa y nada", dijo Chris Watts a KMGH. "Ella no estaba. Las niñas no estaban".

Steve Almasy y Christine Sever de CNN contribuyeron con este reporte.