(CNN) - Celeste Jaqueline Ayala, la agente de Policía de Buenos Aires, Argentina, que la pasada semana amamantó a un bebé en un hospital de niños, fue ascendida a sargento como agradecimiento por esta acción.

"Queríamos agradecerle en persona ese gesto de amor espontáneo que logró calmar el llanto del bebé. La Policía que nos enorgullece, la Policía que queremos", tuiteó el 17 de agosto Cristian Ritondo, ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires. Él fue quien anunció el ascenso de la agente.

MIRA: Tomar alcohol durante la lactancia puede reducir la capacidad cognitiva de los bebés, según un estudio

Los hechos ocurrieron el pasado 14 de agosto, según confirmó a CNN en Español la Policía de la provincia de Buenos Aires. La mujer estaba con su compañero haciendo una ruta por el Hospital de Niños Sor María Ludovica de la Plata. En su recorrido, escuchó a un bebé llorar insistentemente. Lo que hizo después dio la vuelta al mundo: lo amamantó.

La mujer, que fue madre hace pocos meses, entendió que el bebé tenía hambre y pidió al personal del hospital amamantarlo ella misma. Lo hizo y el crío dejó de llorar.

MIRA: En estos países 1 de cada 5 niños nunca ha sido amamantado

El gesto llamó la atención de su compañero, Marcos Heredia, quien publicó una fotografía del momento en Facebook que rápidamente se hizo viral: el post ha sido compartido más de 100.000 veces.

Heredia le dijo a CNN que no sabía por qué el personal del hospital no dio de comer al bebé. CNN trató de ponerse en contacto con el centro sanitario, pero no respondieron.