CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

“No quería que Paul Manafort fuera culpable, pero lo es. Nadie está por encima de la ley”, dijo jurado que apoya a Trump

Por Sophie Tatum

(CNN) — Una de las jurados del juicio de Paul Manafort dijo este miércoles que aunque ella “no quería que Paul Manafort fuera culpable”, la evidencia era “abrumadora”.

“Pensé que el público, Estados Unidos, necesitaba saber cuán cerca estaba esto, y la evidencia era abrumadora”, dijo Paula Duncan en una entrevista en Fox News. “No quería que Paul Manafort fuera culpable, pero lo es, y nadie está por encima de la ley. Así que es nuestra obligación examinar toda la evidencia”.

Duncan, que es la primera jurado en hablar públicamente sobre el caso, dio un vistazo tras bambalinas de la deliberación. Dijo que fue “bastante loco, incluso hubo lágrimas” y detalló algunas de las conversaciones de los jurados con la única jurado que, según ella, fue la razón por la que Manafort no fue hallado culpable de todos los cargos.

“Todos tratamos de convencerla de que mirara las pruebas documentales. Nos paramos frente a ella una y otra vez y ella decía que aún tenía una duda razonable. Y así es que funciona un jurado. No queríamos estar en desacuerdo, así que por un largo periodo de tiempo tratamos de convencerla, pero al final ella se resistió y esa es la razón por la que en 10 cargos no llegamos a un veredicto”, dijo Duncan en el programa Fox News at Night.

Manafort, que fue el gerente de campaña de Donald Trump, fue hallado culpable de ocho de los 18 cargos en su contra este martes, y enfrenta hasta 80 años en prisión. Fue declarado culpable de cinco cargos por fraude fiscal, un cargo por ocultar cuentas bancarias extranjeras y dos cargos de fraude bancario.

Uno de los testigos que testificó contra Manafort fue quien durante mucho tiempo fue su asistente, Rick Gates. Duncan describió a Gates como alguien “nervioso” y dijo que el jurado al final desechó su testimonio durante la deliberación.

“Algunos de nosotros teníamos un problema al aceptar su testimonio porque él se declaró culpable. Entonces acordamos desechar su testimonio y ver la evidencia, en el que su nombre estaba por todos lados”, dijo Duncan.

“Creo que él habría hecho cualquier cosa para preservarse, es obvio por el hecho de que se volteó contra Manafort”, agregó la jurado.

Duncan, que dijo que es una seguidora de Trump, aseguró que el nombre del presidente salió a flote durante las deliberaciones porque “en la evidencia hubo referencias a Trump y a su yerno y a la campaña Trump”, pero más adelante agregó que no cree que la política haya incidido en la decisión del jurado.

“Creo que todos fuimos allí como se suponía que debíamos y asumimos que Manafort era inocente. Hicimos las diligencias debidas, aplicamos la evidencia, nuestras notas, los testigos y llegamos a los veredictos de culpabilidad en ocho cargos”, dijo ella.

Manafort estará en juicio el próximo mes por un segundo conjunto de cargos, esta vez en una corte federal en Washington. Esos cargos incluyen la falta de registro de cabildeo extranjero y una conspiración de lavado de dinero relacionada con un trabajo político ucraniano.