CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigración

“Allá ES malo”: correos revelan que funcionarios de Trump presionan por fin de TPS

Por Tal Kopan

(CNN) — Hubo una explicación simple en octubre de 2017 cuando se le preguntó a un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional por qué un memorándum que justificaba poner fin a la protección de inmigrantes para los centroamericanos hacía que las condiciones en esos países sonaran tan mal.

“El problema básico es que allá ES malo”, escribió el funcionario.

Sin embargo, aceptó ver qué podía hacer para mejorar la decisión de la administración de poner fin a las protecciones independientemente de eso.

La revelación proviene de una colección de correos electrónicos y documentos internos que se hicieron públicos el viernes como parte de una demanda en curso por la decisión de poner fin al Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) para cientos de miles de inmigrantes que viven en Estados Unidos, la mayoría de los cuales han estado en ese país por mucho más de una década.

La divulgación de documentos del viernes viene como respaldo para la solicitud de los abogados de que el juez bloquee de inmediato la decisión del Gobierno de poner fin a estas protecciones a medida que el caso se escuche por completo. Una audiencia está programada para finales de septiembre.

En los correos electrónicos, los funcionarios políticos de la administración Trump insistieron repetidamente para que se eliminase el TPS para los países vulnerables, incluso cuando se enfrentaban al rechazo de las evaluaciones internas por parte del personal de carrera y otras partes de la administración.

En un intercambio de correos, el ahora director de Servicios de Inmigración y Ciudadanía de EE.UU. (USCIS, por sus siglas en inglés), Francis Cissna, comenta que un documento que recomienda que el TPS para Sudán sea terminado dice que iba a recomendar lo contrario hasta que alguien fue “golpeado… en la cabeza”.

“El memorándum dice que una persona que apoya firmemente la extensión de TPS para Sudán escribió todo hasta la sección de recomendaciones y luego alguien que se opone a la extensión se coló detrás del primero, lo golpeó en la cabeza, empujó su cuerpo sin sentido fuera del camino, y terminó la nota. ¿Me estoy perdiendo algo?”, según escribió Cissna a los empleados clave del Departamento de Seguridad Nacional. Otro funcionario de alto rango luego solicita que el memorándum sea “revisado”.

En un intercambio similar, la consejera de política Kathy Nuebel Kovarik le pide a su personal que aborde lo que percibe como inconsistencias en los documentos de justificación para poner fin al TPS para El Salvador, Honduras y Nicaragua.

“El problema es que parece que recomendaríamos una extensión porque hablamos tanto de lo malo que es, pero no hay suficientes pasos positivos que se hayan tomado desde su designación”, escribió.

El empleado Brandon Prelogar respondió que “allá ES malo”.

“Podemos analizar las condiciones del país para tratar de ver qué más podría haber, pero el problema básico es que allá ES malo (con respecto a) todas las métricas estándar”, escribió Prelogar. “Nuestro argumento más fuerte para la finalización, pensamos, es que no está mal de una manera claramente relacionada con los desastres iniciales que provocan las designaciones. Podemos trabajar con RU para tratar de obtener más, y/o analizar las condiciones del país en el que hemos vuelto a buscar gemas positivas, pero las condiciones son las que son”.

El Departamento de Seguridad Nacional puso fin a las protecciones para los tres países, a pesar de las terribles predicciones previamente reportadas por CNN de los analistas de carrera sobre las consecuencias, incluyendo el potencial fortalecimiento de la pandilla MS-13.

Los inmigrantes están demandando contra el fin del TPS para estos países, alegando que las protecciones fueron canceladas debido a una agenda previa que violaba la ley, así como una agenda racista. El juez del caso previamente permitió que la demanda proceda y forzó la revelación de estos documentos internos, a pesar de la objeción del Gobierno.

El programa cubre a los migrantes en EE.UU. provenientes de países que han sido golpeados por condiciones extremas, como epidemias, guerras civiles o desastres naturales. Las administraciones anteriores, que abarcaban a ambas partes, habían optado por extender las protecciones para la mayoría de los países involucrados cada pocos años cuando se presentaban para su revisión.

La administración de Trump dice que las condiciones en cada país han mejorado desde los desastres originales hasta el punto en que el estatus de protección tenía que terminar. El Departamento de Seguridad Nacional ha dicho que, conforme a su lectura de la ley, las decisiones de prórroga pueden basarse únicamente en las condiciones del desastre original, no en ninguna que haya surgido desde entonces. Eso rompe con la lectura de la ley de todas las administraciones anteriores, según argumentan los abogados, citando una deposición de un exdirector del USCIS también presentada el viernes.

Los documentos muestran un proceso gradual de las oficinas centrales de Departamento de Seguridad Nacional tomando más control de la toma de decisiones sobre el TPS. Al principio de la administración, el personal de carrera redactó un documento que justificaría la extensión del TPS para Haití. Los funcionarios pidieron que se cambiara, y se extendió inicialmente solo seis meses antes de que se cancelara por completo.

Para decisiones posteriores, los documentos muestran que el Departamento de Estado se queja de que fue marginado del proceso. De hecho, un Aviso de Registro Federal para la terminación del TPS para Sudán tuvo que ser retirado y editado después de que el Departamento de Estado se quejó de que había sido cambiado de una versión que había aprobado en el último minuto a algo inconsistente con la política actual de EE.UU. hacia ese país.

Los correos electrónicos muestran que Gene Hamilton, un aliado cercano del secretario de Justicia Jeff Sessions quien fue consejero senior en el Departamento de Seguridad Nacional antes de mudarse al Departamento de Justicia, hizo algunas de esas revisiones de último minuto, tratando de eliminar referencias a violaciones de derechos humanos, entre otros cambios.

TPS