(CNN) - Una madre y sus abogados dicen que ICE y quienes gestionan uno de sus centros de inmigración en Texas proporcionaron atención médica deficiente para su niña pequeña, que murió seis semanas después de su liberación.

Yazmin Juárez, de 20 años, y su hija de 18 meses, Mariee, fueron detenidas en una instalación en Dilley, Texas, "con condiciones inseguras, atención médica negligente y supervisión inadecuada", según dijo su firma de abogados en un comunicado.

MIRA: Una madre salvadoreña demanda al Gobierno de EE.UU. por la separación de su bebé

Poco después de llegar al Centro Residencial Familiar del Sur de Texas en marzo, Mariee contrajo una infección respiratoria que sus abogados, de la firma de Arnold & Porter, alegan que "fue terriblemente mal tratada durante casi un mes".

Los funcionarios en Texas dicen que están investigando el caso, y los funcionarios de Inmigración y Aduanas no respondieron a las acusaciones específicas hechas por Juárez y sus abogados.

Mariee murió seis semanas después de su liberación de una instalación en Texas, dicen los abogados de su madre.

Mariee murió seis semanas después de su liberación de una instalación de ICE en Texas, dicen los abogados de su madre.

MIRA: ICE dice que es "falso" el reporte de la muerte de niño bajo su custodia

Juárez y Mariee, que llegaron desde Guatemala, fueron detenidas por ICE el 1 de marzo después de cruzar a Estados Unidos a través del Río Grande. Buscó asilo y las dos terminaron en las instalaciones de Texas durante casi tres semanas, según el bufete de abogados.

En la instalación, Mariee se enfermó cada vez más, de acuerdo con una línea de tiempo de los eventos publicada por los abogados. Juárez buscó repetidamente atención médica para su hija, pero no recibió el tratamiento médico intensivo que buscaba y se le recetaron varios medicamentos que no mejoraron la condición de su hija, de acuerdo con el cronograma.

Tras ser liberadas de las instalaciones, Juárez y Mariee volaron a Nueva Jersey, donde vive su madre, y buscaron atención médica allí al día siguiente. Mariee fue hospitalizada por insuficiencia respiratoria durante seis semanas y murió en el Hospital de Niños de Filadelfia el 10 de mayo, según los abogados de Juárez.

"Una madre perdió a su hijita porque ICE y los que manejan la prisión de inmigración Dilley les fallaron inexcusablemente", según la declaración de la firma de abogados.

"Estamos trabajando con Yazmin y su familia para obtener justicia por los fracasos de ICE y otros, y para garantizar que ninguna otra familia sufra una pérdida tan innecesaria y devastadora".

Yazmin Juárez, de 20 años, y su hija de 18 meses, Mariee, fueron detenidas en Dilley, Texas.

Yazmin Juárez, de 20 años, y su hija de 18 meses, Mariee, fueron detenidas en Dilley, Texas.

MIRA: Inmigrantes detenidos dicen que les obligaron a beber agua maloliente y comida podrida

A principios de este mes, los funcionarios de bienestar infantil en Texas iniciaron una investigación sobre el alegato de que una niña murió después de abandonar el centro residencial. Esa investigación permanece abierta y no hay una fecha estimada para su finalización, dijo Patrick Crimmins, vocero del Departamento de Familia y Servicios de Protección de Texas.

En respuesta a una consulta de CNN, el ICE dijo en un comunicado: "ICE se compromete a garantizar el bienestar de todos los que se encuentran bajo la custodia de la agencia, incluido el acceso a la atención médica necesaria y apropiada".

Su declaración no se dirigió específicamente a Mariee, pero enumeró el personal médico proporcionado a las personas bajo su custodia y cómo la agencia gasta más de 250 millones de dólares anuales en su atención médica.

Los abogados de Juárez dijeron que Mariee estaba sana cuando llegó por primera vez a las instalaciones de Dilley, pero que su estado se deterioró.

"Después de que quedó claro que Mariee estaba gravemente enferma, ICE simplemente dio de alta a su madre y su hija. Yazmin inmediatamente buscó atención médica para su bebé, pero ya era demasiado tarde. Mariee murió después de seis agonizantes semanas en el hospital después de salir de Dilley", según sus abogados.