CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Él podría ser el primer gobernador negro de Florida

Por Eric Bradner, Dan Merica, Gregory Krieg

(CNN) — En una noche en que se esperaba que las primarias republicanas del Senado de EE.UU. se llevaran la mayor parte de la atención, una asombrosa victoria inesperada en la carrera del gobernador demócrata de Florida se robó el protagonismo.

Los demócratas eligieron al candidato más progresista, y el único que no era rico: el alcalde de Tallahassee, Andrew Gillum. Él es el primer candidato negro de Florida para gobernador. Se enfrentará al representante republicano Ron DeSantis, quien cuenta con el respaldo del presidente Donald Trump.

MIRA: Alexandria Ocasio-Cortez, la latina de 28 años que ganó las primarias demócratas de Nueva York

La carrera a gobernador de Florida enfrentará a un republicano que es conocido por elogiar a Trump en Fox News contra un demócrata que dice que quiere atención médica de pagador único y que haya juicio político contra Trump justo cuando se inicia la carrera presidencial de 2020. Florida es un importante estado de batalla presidencial.

La carrera a gobernador de Florida dice todo sobre la política en la época de Trump

El resultado del martes en Florida dijo todo sobre la dirección que tomarán ambas partes en 2018.

En un mundo anterior a Trump, la carrera que los políticos de Florida esperaban era una entre el comisionado republicano de agricultura Adam Putnam, que había ocupado el cargo desde que tenía 22 años y había alineado el apoyo del establishment republicano, y la moderada demócrata Gwen Graham, una excongresista.

Andrew Gillum, candidato demócrata a gobernador en Florida, podría ser el primer gobernador negro del estado.

Andrew Gillum, candidato demócrata a gobernador en Florida, podría ser el primer gobernador negro del estado.

Pero Trump convirtió las elecciones primarias republicanas en algo principal en diciembre, cuando respaldó a DeSantis, un exabogado de la Armada de 39 años, llamándolo un “joven líder brillante” en Twitter después de que los dos viajaran juntos en Air Force One a un mitin político en Alabama.

MIRA: El grave problema que Trump tiene con los negros

La carrera es otro reflejo de la influencia del presidente con los votantes de las primarias republicanas, particularmente en contra de los donantes republicanos y la clase privilegiada.

Se produce después de que Trump inclinara unas primarias al norte, en Georgia. La segunda vuelta republicana entre el vicegobernador Casey Cagle y el secretario de Estado Brian Kemp estuvo reñida, hasta que Trump apoyó a Kemp. Se convirtió en una derrota de 40 puntos.

Los demócratas, mientras tanto, rechazaron a la moderada Graham en favor de Gillum, un progresista respaldado por Bernie Sanders que abogó por el seguro de salud de pagador único “Medicare para todos”. Su victoria destaca que el partido Demócrata que adopta la juventud, la energía y las posturas políticas progresistas.

La victoria de Gillum

Andrew Gillum, a quien las proyecciones de CNN ya daban como ganador de las primarias, no habló sobre el presidente Trump.

MIRA: Lo que Trump está haciendo en Estados Unidos no es normal

“No hablé mucho sobre Trump mientras me movía por el estado”, dijo Gillum a Don Lemon de CNN. “Todos sabemos que el presidente no está calificado para el puesto que ocupa. Es peligroso para él y para el país, en mi opinión”.

En cambio, dijo que se centró en hablar sobre los problemas cotidianos con la ciudadanía de Florida:

Cuando Lemon le preguntó sobre cómo era estar compitiendo para ser el primer gobernador negro de Florida, dijo: “Eso es un gran tema. ¿Te imaginas?”. “Bueno, te diré, estoy prometiendo ser el próximo gobernador del estado de Florida, y resulta que soy negro”.