(CNN) - Un niño de 9 años en Colorado, Estados Unidos, se quitó la vida días después de comenzar el cuarto grado la semana pasada. Recientemente se había declarado gay con su madre, quien cree que el acoso fue un factor en su muerte, le dijo a Mike Galanos de HLN el martes.

"Los mismos niños que lo molestaron el año pasado fueron aún más malos con él una vez que salió del clóset y dijo que era homosexual", dijo Leia Pierce, la madre de Jamel Myles. "Lastimaron a mi bebé".

MIRA: ¿Serán los bebés el antídoto para combatir el acoso escolar?

La policía de Denver dijo que la muerte de Jamel parece ser un suicidio.

Aunque las tasas de suicidios para menores de 13 años son mucho más bajas que para adolescentes y adultos, los expertos han observado de cerca el aumento de las muertes en los últimos años, y lo que hace que el comportamiento relacionado con el suicidio sea diferente para los niños pequeños.

Jamel Myles se suicidó con solo 9 años. Su madre dice que sufría acoso por ser gay.

Jamel Myles se suicidó con solo 9 años. Su madre dice que sufría acoso por ser gay.

"La impulsividad juega un papel importante en el comportamiento suicida de los niños pequeños que no piensan en las acciones", dijo John Ackerman, un psicólogo clínico y coordinador de prevención de suicidios del Centro para la Prevención e Investigación del Suicidio en el Nationwide Children's Hospital. Ackerman no participó en la evaluación del caso de Myles.

Ackerman dijo que, para algunos niños pequeños, puede ser difícil procesar o frenar las respuestas emocionales intensificadas. Mientras que los adolescentes pueden pasar por una serie de pensamientos y etapas antes de involucrarse en un comportamiento suicida, para los niños pequeños, "un impulso hacia el suicidio puede escalar rápidamente", explicó.

De 1999 a 2016, 1.430 niños de 5 a 12 años se suicidaron en Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.. En 2016 se registraron 121 muertes de este tipo, en comparación con las 102 del año anterior.

Estos datos no explican los intentos de suicidio no mortales, pero otras investigaciones han visto un aumento en eso también: el porcentaje de niños pequeños y adolescentes hospitalizados por pensamientos o intentos de suicidio en Estados Unidos "casi se duplicó" entre 2008 y 2015, según un estudio publicado en junio en la revista Pediatrics. Ese estudio también encontró un patrón estacional, con las tasas más bajas en el verano y las más altas en la primavera y el otoño, alrededor del momento en que la escuela está abierta.

MIRA: Depresión y suicidio: ¿dónde buscar ayuda en países de América Latina y España?

No es solo un "problema de adolescentes"

"Muchas personas, incluidos los profesionales médicos, piensan que el suicidio es un problema adolescente", dijo anteriormente a CNN Lisa Boesky, psicóloga clínica privada y autora que estudia el suicidio en adolescentes. "Pero el suicidio puede ocurrir a edades muy tempranas".

Al buscar las señales de advertencia de suicidio en los niños, "muchas personas buscan signos de depresión", dijo Boesky. Pero eso es más típico de los adolescentes, que tienden a mostrar cambios de humor y depresión, dijo.

Un estudio en 2016 encontró que los niños menores de 12 años que murieron por suicidio tenían más probabilidades de ser diagnosticados con trastorno por déficit de atención que los niños mayores. Los autores dicen que esto podría significar que los niños más pequeños con problemas de salud mental son más susceptibles a la respuesta impulsiva a los problemas en sus vidas.

Acoso y suicidio

Los expertos dicen que el acoso escolar y el suicidio están estrechamente relacionados, pero advierten que no se debe establecer un vínculo demasiado directo.

Según un informe de los CDC, tanto los acosadores como sus víctimas pueden sufrir "efectos negativos graves y duraderos" en su salud mental, y es más probable que informen sobre un alto nivel de comportamiento relacionado con el suicidio. Pero el acoso no es necesariamente una causa directa de suicidio, dice el informe.

De los 1.430 menores que se quitaron la vida entre 1999 y 2016, 1.077 eran varones, aproximadamente el 75%.

"Creo que hay diferencias culturales en la forma en que se invita a los niños a buscar ayuda y cómo se percibe. Creo que no trabajamos bien para empoderar a nuestros niños para que reconozcan que estar angustiados emocionalmente está bien y que hay maneras para conseguir ayuda", dijo Ackerman.

"Red de apoyo"

MIRA: El peor fin posible para una historia de acoso escolar en Argentina

Ackerman explicó que hay que tomar muy en serio las señales de advertencia de los menores.

Esto podría incluir un aumento de la supervisión y la introducción de un lenguaje para comunicar cuándo y cómo los niños están angustiados. También podría incluir la educación de padres y maestros para reconocer cuándo un niño necesita ayuda, cómo discutir el tema sin prejuicios y cómo conectarlos con la ayuda profesional.

"No le estamos diciendo a todos que sean terapeutas... pero lo que sí queremos es asegurarnos de que todos puedan ser parte de esa red de apoyo", agregó.

- Artemis Moshtaghian, Hailey Middlebrook, Jason Hanna, Jacqueline Howard, Susan Scutti, Holly Silverman y Lori Daniel, de CNN, contribuyeron a este reporte.