CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Arte

Un Andy Warhol por 20 dólares: cómo las «acciones» de arte podrían convertirte en un coleccionista

Por Oscar Holland

(CNN) — Un Andy Warhol original normalmente estaría fuera del alcance de alguien como Cheryl Ellzysmith, una artista de estudio de Filadelfia de 29 años.

Pero con solo 200 dólares y una nueva plataforma de inversión basada en cadena de bloques (blockchain, en inglés), ahora está en camino de poseer una de las famosas imágenes de Marilyn Monroe del icono pop, o aproximadamente el 0,01% de ella, al menos.

Ellzysmith, una autoproclamada fan de Warhol, es una de las más de 1.300 personas que tomarán posesión conjunta de «1 Coloured Marilyn» de 1979, que se vendió por 1,82 millones de dólares en una subasta de 2017. La compra es facilitada por Masterworks, una nueva empresa estadounidense que ofrece a los inversionistas de pequeñas sumas la oportunidad de comprar «acciones» en obras de arte multimillonarias por tan solo 20 dólares.

LEE: Andy Warhol… de Marilyn, Jackie y Liz Taylor, a latas de sopa Campbells

«Me hace sonreír de solo pensarlo», dijo Ellzysmith en una entrevista telefónica. «Están hablando de tener una exposición para todas las obras de arte de propiedad comunitaria, y voy a traer a la gente y poder decir ‘tengo una parte de esa pintura'».

Además de comprar una pequeña porción de la historia del arte, los inversores esperan una parte de los beneficios. Como exasesora financiera, Ellzysmith tiene un ojo puesto en el crecimiento potencial del activo.

publicidad

«Vi esta brecha entre el valor del arte y la capacidad de la persona promedio para poder invertir en el arte ‘blue-chip'», dijo. «Las pinturas son atemporales, por lo que invertir en ellas es muy seguro, es como invertir en bienes raíces», agregó.

Los clásicos cuadros de Andy Warhol, inspirados en Marilyn Monroe.

‘Democratizando’ las bellas artes

Masterworks es una de las pocas plataformas de inversión que espera ampliar el acceso al mundo de la élite del coleccionismo de arte. La firma comprará pinturas en una subasta antes de transferir la propiedad a los accionistas. Luego se requiere una tarifa de administración que cubre los costos de almacenamiento, transporte y seguro, así como un porcentaje de los beneficios obtenidos cuando se venden las obras de arte.

Las pinturas solo pueden venderse cuando los accionistas llegan a un acuerdo a través de una votación con mayoría de votos. Las personas tienen prohibido controlar más del 10% de cualquier obra de arte determinada, asegurando que la toma de decisiones se extienda entre sus propietarios.

El fundador de la plataforma, el coleccionista de arte Scott Lynn, de 38 años, afirma que el mercado actual de Masterworks está compuesto principalmente por personas jóvenes que buscan invertir cientos en lugar de miles de dólares. Con una colección de arte personal que abarca obras de Willem de Kooning y Mark Rothko, Lynn afirma que, además de las nuevas empresas tecnológicas, las pinturas le han ofrecido los mayores beneficios en su carrera de inversiones.

Aunque Masterworks aún espera que su oferta de Warhol sea «calificada» por la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. (una agencia gubernamental que revisa las ofertas de inversión), Lynn proyecta comenzar a transferir la propiedad a los accionistas en cuestión de semanas. A principios de este año, su firma también compró el «Coup de vent» de Monet en Christie’s en Londres por aproximadamente 6 millones de dólares, que también se anunciará a 20 dólares por acción.

Las transacciones se realizan empleando la tecnología blockchain, y Masterworks espera que los inversores puedan vender o comercializar sus acciones en forma de tokens Ethereum.

«El arte es una industria muy grande que está controlada por un número muy reducido de personas», dijo Lynn. «Para que el mundo del arte crezca, realmente necesitamos expandir el número de personas con las que interactuamos», asegura.

Otro cuadro isnpirado en el retrato de Marilyn Monroe.

Un nuevo modelo

Masterworks y otros servicios similares, como la plataforma británica de inversión artística Mecenas, afirman estar «democratizando» el acceso a la recopilación de obras maestras (aunque esta última parece apuntar a un grupo demográfico más rico, con una inversión mínima de 5.000 dólares o su equivalente en criptomonedas). Pero en el otro extremo del mercado, la idea de la copropiedad también puede beneficiar a los artistas emergentes.

Henry Yang, un artista londinense de 24 años, vendió recientemente su pintura de 3.835 dólares «Arabidopsis Thaliana (Thale Cress)» a los accionistas a través de Feral Horses, un mercado digital que también ofrece la llamada «propiedad fraccional». Además de obtener ayuda para encontrar nuevos clientes para su trabajo, Yang mantuvo el 10% de la pintura.

«La principal diferencia es la copropiedad», dijo en una entrevista telefónica, explicando que su motivación no era puramente financiera.

El modelo de Feral Horses permite a los artistas y accionistas recibir ingresos si la compañía presta sus obras de arte. El acuerdo también significa que, a diferencia de muchos artistas jóvenes, Yang puede vender sus pinturas mientras se beneficia de cualquier crecimiento futuro en su valor.

«Además de pensar en términos de ‘acciones’ y otros términos financieros, debemos recordar que con la copropiedad (la obra de arte) se convierte en un proyecto conjunto», agregó.