(CNNMoney) - Coca-Cola está recibiendo una inyección de 5.000 millones de dólares en cafeína.

MIRA: Coca-Cola aumenta los precios de sus refrescos por los aranceles al aluminio

La compañía acordó comprar la cadena de café Costa Coffee de bebidas del Reino Unido y el grupo de hoteles Whitbread por 5.100 millones de dólares.

Costa tiene casi 4.000 tiendas en 32 países. Le dará a Coca-Cola "una sólida plataforma de café en partes de Europa, Asia Pacífico, Medio Oriente y África, con la oportunidad de una expansión adicional", dijo Coca-Cola en un comunicado.

Además de sus miles de tiendas minoristas, Costa Coffee también tiene puntos de venta más pequeños llamados Costa Express, un tostador y productos de café para el hogar.

Whitbread, que adquirió Costa en 1995, dijo que utilizará las ganancias de la venta del negocio del café para expandir sus otros hoteles Premier Inn de gran marca.

El acuerdo aún necesita la aprobación de los accionistas y los reguladores, y se espera que esté terminado en el primer semestre de 2019, dijeron las compañías.

Comprar Costa pone a Coca-Cola en competencia directa con Starbucks y varias otras marcas mundiales de café.

MIRA: Starbucks abre en México su primer establecimiento atendido por mayores de 60 años

A principios de este año, Nestlé y Starbucks acordaron una alianza mundial de café de 7.200 millones de dólares, que permitirá a Nestlé comercializar, vender y distribuir productos de Starbucks fuera de sus tiendas en todo el mundo. JAB, el holding con sede en Luxemburgo que posee marcas como Krispy Kreme y Peet's Coffee, compró la cadena de sándwiches y café del Reino Unido Pret A Manger en mayo.

Otra de las marcas de café de JAB, Keurig, fusionó su negocio con uno de los competidores nacionales de Coca-Cola, Dr Pepper Snapple, en enero.

"Las bebidas calientes son uno de los pocos segmentos del panorama total de bebidas donde Coca-Cola no tiene una marca global", dijo el viernes el gerente general de Coca-Cola, James Quincy. "Costa nos da acceso a este mercado con una plataforma de café sólida".

La competencia también se está calentando en otras áreas. El principal rival de Coca-Cola, Pepsi, anunció a comienzos de este mes que compraría la empresa israelí SodaStream por 3.200 millones de dólares.