(CNN) - Casi 3.000 personas murieron a raíz del huracán María en Puerto Rico. El presidente Donald Trump negó esta realidad mientras el huracán Florence avanza hacia las Carolinas.

MIRA: Los dueños de mascotas que no quieren evacuar por el huracán Florence

"3.000 personas no murieron en los dos huracanes que azotaron a Puerto Rico. Cuando abandoné la isla, DESPUÉS de que la tormenta había golpeado, tenían entre 6 y 18 muertes. Con el paso del tiempo no subió demasiado. Mucho tiempo después, comenzaron a reportar números realmente grandes, como 3.000", dijo en un tuit el jueves por la mañana mientras los habitantes de las Carolinas se preparan para afrontar el huracán Florence.

A principios de este mes, el gobernador de la isla elevó formalmente la cifra de muertos por el huracán María a un estimado de 2.975 de 64, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad George Washington. Los propios informes de CNN reflejan cifras similares. El estudio de la universidad dice que varios puertorriqueños que sucumbieron al calor sofocante y otros efectos secundarios de la tormenta no habían sido contabilizados previamente en cifras oficiales. Gran parte del territorio de EE.UU. estuvo sin electricidad durante semanas.

MIRA: El "éxito" de Trump se ahoga en 22.000 paletas de agua destinadas a las víctimas de Puerto Rico

Algunos políticos republicanos criticaron la evaluación de Trump.

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, dijo a los periodistas que "no hay razón para disputar esos números".

"Las bajas no hacen que una persona se vea mal, así que no tengo ninguna razón para disputar estos números", dijo el jueves.

"Fue devastador. Fue una tormenta horrible. Recorrí toda la isla. Es una isla aislada que perdió su infraestructura y electricidad durante mucho tiempo, no se podía llegar a la gente durante mucho tiempo", dijo Ryan.

El gobernador de Florida, Rick Scott, también se separó de Trump.

"No estoy de acuerdo con @POTUS– un estudio independiente dijo que miles se perdieron y el gobernador Rosselló estuvo de acuerdo. He estado en Puerto Rico 7 veces y vi la devastación de primera mano. La pérdida de cualquier vida es trágica; la cantidad de vidas perdidas como el resultado de María es desgarrador. Continuaré ayudando Puerto RIco", tuiteó.

MIRA: Trump advierte sobre los peligros de Florence y hace alarde de la labor en Puerto Rico tras María
La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulin Cruz, envió a CNN esta declaración sobre el tuit del presidente:

"La declaración del presidente Trump, al cuestionar las muertes en Puerto Rico muestra una falta de respeto por nuestra realidad y nuestro dolor. Simplemente no puede comprender el sufrimiento humano que nos han causado su negligencia y falta de sensibilidad. 3.000 personas murieron bajo su vigilancia y su incapacidad de captarlo lo hace peligroso", escribió.

"Mientras él está ocupado tratando de 'salvar la cara', continuará dando la espalda a todos los que sufren. En pocas palabras: está completamente desquiciado de la realidad. Una cosa es segura, nuestras vidas importan y no necesitamos un tuit de Trump para recordarnos eso. El presidente puede intentar tuitear la verdad, pero al negarse a reconocer sus defectos, simplemente está mostrando su incapacidad para comprender la verdad", añade.

"Señor presidente, usted demuestra una y otra vez cuán inadecuado es usted para dirigir", dijo la alcaldesa en la declaración. "Qué vergüenza, señor. ¡Qué vergüenza!".