(CNN) - Dos hermanas murieron en Somalia por complicaciones que surgieron después de someterse a la mutilación genital femenina, según Hawa Aden Mohamed, quien hace campaña contra el procedimiento.

MIRA: Los horrores de la mutilación genital femenina, en la voz de tres mujeres de EE.UU.

Adenayo Abdi Warsame, de 10 años, y su hermana, Khadijo, de 11, murieron un día después de ser sometidos a un procedimiento en la remota aldea de Arawda, en el estado de Puntland, el 11 de septiembre, dijo Aden Mohamed, director del grupo de derechos de las mujeres de Somalia. Galkayo Education Center for Peace and Development.

Según Aden Mohammed, un circuncisor local cortó a las hermanas el mismo día.

Continuaron sangrando 24 horas después del procedimiento y murieron mientras su madre las llevaba a un centro de salud, dijo Aden Mohamed.

"Desafortunadamente, nunca llegaron al hospital ya que murieron en el camino", dijo Aden Mohamed, quien ha estado pidiendo una legislación que prohíba la práctica que es común para las niñas de Somalia.

La muerte de las hermanas se produce dos meses después de que el gobierno de Somalia prometiera perseguir un caso histórico en el caso de una niña de 10 años que murió después de la mutilación genital femenina, una práctica que es legal en el país.

Deeqa Dahir Nuur murió dos días después de haber sido sometida a una de las formas más extremas de mutilación genital femenina, según médicos que trataron de salvarla después de sufrir complicaciones por el procedimiento realizado por un cortador local en otra aldea de Somalia el 17 de julio.

Aden Mohamed, un sobreviviente del procedimiento, dijo que las jóvenes continúan soportando las consecuencias de la práctica debido a la renuencia del gobierno a aprobar leyes contra la mutilación genital femenina.

MIRA: Millones de niñas siguen en riesgo de mutilación genital, según Unicef

En Somalia, el 98% de las mujeres entre las edades de 15 y 49 años han sido mutiladas, la tasa más alta del mundo, según las estadísticas de las Naciones Unidas.