(CNN) - La tormenta más poderosa en el mundo este año, el tifón Mangkhut, continúa este fin de semana su sendero de destrucción en el sureste de Asia, al llegar, el domingo por la tarde, al territorio continental de China después de golpear Hong Kong y dejar decenas de muertos en Filipinas. 

El sistema ha dejado un rastro fatal a lo largo de la región, tras dejar al menos 54 muertos en Filipinas, muchos de los cuales fallecieron debido a deslizamientos de tierra, dijeron funcionarios del gobierno en una conferencia de prensa el domingo.

El tifón Mangkhut golpea territorio continental de China tras su paso por Hong Kong y Filipinas.

Mientras Mangkhut avanzaba hacia el territorio continental chino, Hong Kong también fue sacudido por feroces vientos que arrancaron techos, derribaron árboles y provocaron que grúas sobre rascacielos a medio construir se balancearan peligrosamente.

El observatorio del clima de Hong Kong emitió su máxima alerta de tormenta - la T10 - y la ciudad estaba casi completamente cerrada debido a la suspensión total del transporte y a las inundaciones provocadas por las intensas lluvias.

Se reportaron vientos de  173 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 223 kilómetros por hora, más potentes que los de Florence cuando golpeó Carolina del Norte, Estados Unidos, la semana pasada todavía como huracán. No se reportaron muertes en Hong Kong, una ciudad bien preparada ante ciclones tropicales.

Policías sacan a una niña de una escuela que colapsó en Hong Kong el domingo.

El domingo, el sistema tocó tierra en la provincia de Guangdong, en el sur de China, a las 5 p.m. hora local, dijo el observatorio en Hong Kong. Guangdong es una de las provincias más pobladas de China y se reportó que cientos de miles de personas habían sido evacuadas.

Al menos dos personas murieron en esta provincia china por el paso del tifón, de acuerdo con el medio estatal CCTV.

Se prevé que Mangkhut avance tierra adentro hacia el oeste de Guangdong. Aunque el sistema ha perdido fuerza, la noche del domingo seguía vigente una alerta T8, lo que significa que se esperan vientos con velocidades de hasta 63 kilómetros por hora.