CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

Seis perros encerrados se salvaron de morir ahogados en inundaciones provocadas por el huracán Florence

Por CNN Español

(CNN Español) — Las fuertes lluvias en Carolina del Norte producidas por el huracán Florence han provocado inundaciones severas en algunas partes del estado.

Y en medio de las devastadoras inundaciones producidas por la tormenta, el rescate de seis perros encerrados en Leland, Carolina del Norte, se volvió viral.

Algunos residentes dijeron que decidieron quedarse en sus casas a pesar de las inundaciones porque muchos refugios no aceptan mascotas, pero otros más decidieron dejar a sus mascotas atrás en medio de la desesperación.

El periodista freelance Marcus DiPaola publicó un video en sus redes sociales del momento en el que él y el voluntario Ryan Nichols rescatan a seis perros que estaban encerrados en Leland, Carolina del Norte, en medio de la inundación.

“Los rescatamos, pero para el momento en el que nos fuimos el agua estaba tan alta que ellos se hubieran ahogado”, escribió DiPaola en redes. “Lleven sus mascotas con ustedes”.

El video muestra a seis perros salir en medio del agua una vez la reja fue abierta. En Facebook, el video acumula más de 3,5 millones de visitas, y en Twitter, al menos 7,2 millones de visualizaciones.

A través de su cuenta de Facebook, Ryan Nichols, que hace trabajo como voluntario y es el hombre que aparece rescatando a los perros en el video, según le dijo DiPaola a CNN en Español, publicó un video de la dueña de la casa, notablemente molesta, aclarando la situación.

La mujer que solo fue identificada como Amber dijo que los animales no le pertenecían y que ella le estaba haciendo un favor a alguien de cuidar a los perros, pues esa persona no tenía lugar para ubicarlos.

Según ella, en el momento que les ordenaron evacuar su casa por las inundaciones, su esposo y ella tuvieron que salir con cinco niños, cinco perros y cuatro gatos más hacia una iglesia cercana para resguardarse de las inundaciones.

“Les pedimos a los miembros de la iglesia que por favor liberaran a los animales [que estaban encerrados] porque era la única opción”, explicó la mujer en un video publicado por Nichols este lunes.

Amber dijo que le preguntó a un agente de policía que estaba en la zona si podía dejar a sus hijos por un momento para regresar a su propiedad y rescatar a los animales atrapados, pero el agente dijo, según ella, que ningún perro valía la vida de un ser humano, y no la dejó regresar por los otros animales.

“Lo lamento con todos los que quieren salvar el mundo”, dijo ella notablemente enojada por las críticas que le llovieron en redes sociales. “Salvé cada animal que pude en mi casa, pero no puedo salvarlo todo. Tuve que irme, tuve que salvar mi familia primero”.