(CNN) - Se lo conoce como el "Superbowl" de las ventas hípicas, pero en lugar de hombres rudos con casco son la realeza y los millonarios los que se enfrentan en Keeneland para quedarse con el próximo ganador de la Triple Corona.

La venta de potros Keeneland en Lexington, Kentucky, es el remate de potrillos de mayor envergadura a nivel mundial y atrae a la flor y nata de las carreras hípicas que busca aumentar su arsenal equino. Su reputación sigue creciendo después de que Justify, que se vendió por US$ 500.000 en el 2016, se hizo con la Triple Corona de 2018: una compra impresionante dado que el valor del potrillo se disparó a más de US $60 millones después de su triunfo en el Parque de Belmont este año.

Keeneland todavía mantiene el récord del potrillo más caro vendido en un remate, cuando en 1985 se pagaron US$ 13,1 millones por Seattle Dancer, hijo de Nijinsky, el ganador británico de la Triple Corona en 1971.

"Este es el Superbowl o la Liga Premier de las carreras de caballos en términos de remates", le cuenta Bob Elliston, vicepresidente de Carreras y Ventas en Keeneland a CNN Sport. Dice que con graduados como Justify, a la gente "le gusta volver a donde saben que hay resultados demostrados".

LEE: Justify, ganador de la codiciada Triple Corona, se retira invicto de las carreras

Durante los 13 días de ventas en septiembre, el remate de potrillos Keeneland exhibirá más de 4.500 caballos.

"Hay cientos de personas en nuestro campo yendo de un establo a otro e inspeccionando estos caballos", dice Elliston.

"Miran cómo caminan, su pelaje, el brillo, verán su conformación muscular".

"Realmente todos encuentran algo aquí con tantos caballos purasangre de constitución atlética".

Hay presión para que los caballos se comporten bien

Elliston espera ver más de US$ 300 millones de ingresos en ventas.

"Los compradores son selectivos y buscan la perfección", dice. "Si uno tiene ese caballo que es la perfección, están dispuestos a pagar montos significativos de dinero, pero si algo no está bien, si su forma de andar no es la esperado, o si hay alguna duda sobre los aspectos físicos, o un vacío en el pedigrí, es difícil conseguir el mejor precio".

Este año, el potro ganador de la Triple Corona de 2015, American Pharoah, yse vendió por US$ 2,2 millones a Godolphin, una de las operaciones de carreras más poderosas en manos del dirigente de Dubai, el Jeque Mohammed bin Rashid al Maktoum, que según se dice apareció en la venta del lunes. El martes, el rival europeo de Goldophin, Coolmore, compró un potrillo de War Front por US$ 2,4 millones: el pura sangre más caro del 2018 en todo el mundo, según Keeneland.

Cuando se trata de comprar un caballo, Elliston revela que algunos de los compradores esperan hasta el último momento. La prueba final del caballo es que pueda estar tranquilo con toda la excitación del remate.

"Les da una idea de cómo se comportará el día de una gran carrera", dice.

"Muy a menudo en las carreras están esos atletas maravillos que son muy veloces o pueden correr largas distancias a muy alta velocidad pero se caen por el nerviosismo el día de la carrera.

"Cuando uno entra al pabellón de ventas con esta multitud, una multitud entusiasmada y alegre por el remate y los fuertes ruidos... si a ese caballo no se le mueve un pelo, si ese caballo se comporta a la perfección y está tranquilo, es una gran señal porque probablemente hará lo mismo el día de la carrera".

Si los compradores no tienen suerte en este remate, la casa principal de remates europeos de purasangre Tattersalls lleva a cabo su venta de potros a principios de octubre en Newmarket, Inglaterra.

Las predicciones que se pueden hacer con el "gen de la velocidad"

Pero fuera de estudiar el pedigrí de un caballo y de observar sus condiciones físicas y mentales ese día, ¿cómo puede saber realmente si está destinado a ser una superestrella? Una investigación revolucionaria realizada hace 10 años por Emmeline Hill, profesora asociada de ciencia equina en University College Dublin, reveló que los purasangre tienen un gen en particular que es decisivo en cuanto a la velocidad.

Leyendo el código de ADN del "gen de la velocidad" (científicamente, el gen de la miostatina), es posible hacer predicciones sobre cuál podría ser la actuación de un caballo en una pista.

La científica dice que, si bien la evaluación es altamente precisa, los resultados no son un juicio sobre si el caballo es bueno o malo, sino sobre el tipo de carrera para el que tiene mejores condiciones. La evaluación puede predecir si el caballo está mejor equipado para ser velocista, para competencias de media distancia o para carreras de fondo, por el desarrollo de su musculatura y el tipo de fibras musculares.

"Se trata de usar la información para maximizar el potencial de un caballo individual y de ubicarlo en las carreras para las que está mejor equipado y donde tiene la posibilidad de tener la mejor actuación según su capacidad", le dijo Hill a CNN Sport.

Otra prediccion que se puede hacer a partir del análisis, dice Hills, es si se adapta mejor a correr en tierra o en césped.

"Esto es útil para apuntar a las carreras más adecuadas para los caballos pero también es útil cuando los dueños eligen entrenadores que podrían tener una preferencia por entrenar en tierra o césped", agrega.

"Es importante reconocer que no todo es blanco o negro, la genética contribuye en una escala diferente a las condiciones de cada caballo... la gestión, el entrenamiento, la dieta y las experiencias de la vida temprana tendrán un impacto en cómo se manifiesta esa genética".

Hill es también la jefa de estrategia de Plusvital, que les ofrece a los entrenadores, propietarios y criadores el servicio de análisis genético para sus caballos.

Hasta el momento, la empresa ha analizado más de 20.000 caballos y tiene clientes en más de 30 países.

Hill dice que los vendedores encargan el análisis de sus caballos antes de las ventas para posicionar y comparar a los caballos de su grupo, mientras que los compradores tienden a evaluarlos inmediatamente después de adquirirlos para poder decidir qué ruta será la más adecuada para cada caballo.

"Ir más allá del pedigrí"

Si bien los nuevos avances tecnológicos han recibido un apoyo significativo, Hill dice que los sectores más tradicionales de la actividad han mostrado cierta reticencia.

"Puede haber una falta de comprensión de los beneficios reales que puede brindar el genoma a la población total", dice. "Creo que los organismos que regulan la actividad deben emprender esfuerzos educativos".

"Son desafíos que surgen cuando se incorporan nuevas tecnologías a una actividad que, en términos generales, es bastante tradicional. Ya lleva 300 años y la gente viene criando caballos de modos similares desde hace 300 años".

Y agrega: "lo que puede hacer nuestra genética es ir más allá del pedigrí y realmente ver el interior del caballo y lo que el individuo ha heredado de sus padres. Lo que estamos tratando de hacer es introducir la base científica en la toma de decisiones para ayudar a la gente a informar mejor esas decisiones usando la ciencia y no las opiniones y anécdotas".

El clima económico es bueno para la compra de de caballos

Elliston dice que el clima para la compra de caballos es bueno, gracias a una economía estadounidense optimista y el éxito de los caballos de sus ventas previas.

"Keeneland es el punto de referencia y el evento que establece el patrón del clima económico y del sector hípico y eso, creo, es por el calibre de los caballos que son ofrecidos.

"Siempre decimos que nadie necesita un caballo sino que lo quiere, y ayuda cuando cuando hay un incentivo económico para salir a comprar".

La excitación en torno al triunfo de Justify en la Triple Corona este año también despertó el interés de algunas personas que normalmente no comprarían un caballo.

"Creo que Justify logró llegar a otro círculo de gente no se pasa cada día pensando en comprar un caballo. Ha creado cierto entusiasmo", agregó Elliston.

"Cuando uno tiene excedentes, cuando uno siente que es posible expandir la actividad económica y diversificar su portafolio con el negocio equino, eso fue lo que hizo Justify: Creó otro elemento para llegar a esta gente como una posible inversión".