CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Sexualidad

¿Por qué a la gente le cuesta tanto denunciar abusos sexuales?

Por Emanuella Grinberg

(CNN) — Las noticias se han llenado de historias de hombres prominentes acusados de conducta sexual impropia y muchas de las presuntas fechorías se remontan a décadas atrás.

Las circunstancias son diferentes en cada caso, pero a menudo escuchamos la misma pregunta: ¿Por qué los acusadores esperaron tanto para hablar? Ha surgido nuevamente en el caso de la mujer que acusa al juez Brett Kavanaugh de agredirla sexual y físicamente, hace más de 30 años.

MIRA: El papa Francisco intenta resolver los escándalos de abuso sexual en iglesias estadounidenses

Algunas personas que denunciaron explicaron sus razones para esperar. En otros casos, las acusadoras hablan del tratamiento que tuvieron que soportar después de presentar sus acusaciones. Aquí están algunos ejemplos:

Pérdida de privacidad

La mujer que acusa a Kavanaugh de intentar forzarla intentó permanecer en el anonimato, según The Washington Post.

Pero a medida que su contacto privado con la senadora demócrata de California, Dianne Feinstein, se hizo público, decidió seguir adelante y hablar por sí misma, dijo el periódico el domingo.

Ahora, el nombre y la cuenta de Christine Blasey Ford se utilizan en los llamados para detener los procedimientos de nominación hasta que se complete una investigación. Kavanaugh niega rotundamente las acusaciones. A medida que la historia creció, ella dijo que “sintió que su privacidad se desvanecía”, dijo el Post.

Movimiento Metoo, acoso sexual, abuso sexual

Creen que nadie les creerá

Según el Post, la abogada de Ford, Debra Katz, le aconsejó tomar una prueba de polígrafo, creyendo que la gente llamaría a Ford mentirosa por la acusación.

Katz proporcionó los resultados a The Washington Post, dijo el periódico. Llegaron a la conclusión de que Ford “estaba siendo sincera cuando dijo que una declaración que resumía sus acusaciones era precisa”, según el artículo.

MIRA: Jurado investigador acusa a Harvey Weinstein de violación y acto sexual criminal

Sus nombres serán arrastrados por el lodo

Rachael Denhollander, una de las primeras mujeres en acusar de abuso públicamente al exmédico deportivo Larry Nassar, dijo que guardó silencio durante años porque vio cómo se trataba a las acusadoras.

“Vi cómo fue denigrado el carácter de la víctima, sus motivos, su veracidad y valorar, más que a la verdad, algún objetivo político, deportivo o ministerial. Completamente cegados incluso ante la posibilidad de que pudiera ser verdad. Sentía como una herida de cuchillo cada vez que lo veía”, relató.

Cuestionamientos de sus motivaciones

Cuando el The Washington Post publicó relatos de cuatro mujeres que dijeron que el candidato del Senado por Alabama, Roy Moore, las persiguió cuando eran adolescentes, los partidarios de Moore dijeron que encontraron el momento “sospechoso”. La carrera por el Senado estaba a solo unas semanas de distancia, lo que llevó a muchos, incluida la esposa de Moore, a acusar a las mujeres de conspirar con la “prensa liberal” para “involucrarse” en la carrera.

Moore negó las acusaciones.

The Washington Post dijo que ninguna de las mujeres se acercó al periódico con la historia. Por el contrario, el periódico se acercó a las mujeres después de recibir una pista y les pidió que lo hicieran público.

MIRA: ¿Por qué las víctimas de acoso sexual tardan tanto en denunciar?

Temor a represalias

El ex presidente ejecutivo de CBS, Les Moonves, niega las acusaciones de que abusó de su posición de influencia para obligar a actrices y productoras a una actividad sexual no deseada.

Según The New Yorker, seis mujeres que tuvieron interacciones profesionales con Moonves dijeron que se volvió “frío u hostil después de que rechazaron sus insinuaciones, y que creían que sus carreras pagaron las consecuencias”. Dos mujeres dijeron que Moonves las amenazó con descarrilar sus carreras, según la revista.

Lo mismo ocurrió con quienes acusaron a Weinstein de esta clase de comportamientos.

Autoculpa

La gimnasta estadounidense Simone Biles describió los sentimientos de culpabilidad que llevan las víctimas después de haber sido violadas.

La campeona olímpica dijo que también fue abusada sexualmente por Nassar, el exmédico del equipo de gimnasia de EE.UU. que admitió haberse aprovechado de las atletas jóvenes a su cargo.

Antes de hablar, Biles dijo que lidió con si podría haber hecho algo para evitar lo que sucedió, a pesar de que no hizo nada para causarlo.

“Durante demasiado tiempo me he preguntado a mí misma: ‘¿Fui demasiado ingenua? ¿Fue por mi culpa?'”, dijo en enero.

“Ahora sé la respuesta a esas preguntas. No. No, no fue mi culpa. No, no llevaré la culpabilidad de Larry Nassar, el USAG y otros”.

¿Y si utilizan su pasado contra ellas?

Una de las acusadoras de Moore le dijo a The Washington Post que no se presentó antes porque le preocupaba que su origen, que incluía tres divorcios y problemas financieros, socavaría su credibilidad.

MIRA: #MeToo en México: mujeres compartieron en ‘Aristegui’ sus denuncias de acoso sexual

Desde entonces, Leigh Corfman ha presentado una demanda por difamación contra Moore y su campaña por calificar sus acusaciones de “motivadas políticamente” y “maliciosas”.

¿Qué hacer si eres víctima o sobreviviente?

Según la abogada de Ford, las sobrevivientes deberían poder elegir si deben dar un paso adelante y denunciar y cuándo hacerlo, y los expertos están de acuerdo.

Cada persona lidia con el trauma de una manera diferente, y le corresponde a cada una decidir cómo quiere avanzar.

Los expertos recomiendan encontrar a alguien para hablar sobre posibles escenarios. Podría ser alguien que conozca y en el que confíe para no actuar en su nombre sin su autorización, como un amigo, un pariente o un compañero de trabajo. O podría ser a través de un servicio de orientación directa o un recurso local en la comunidad.

Cualquier persona afectada por la violencia sexual puede comunicarse con la Línea Directa Nacional de Agresión Sexual al 800-656-HOPE (4673) o visitar online.rainn.org para recibir apoyo a través del chat confidencial en línea.