(CNN Español) - Lluvia, lluvia y más lluvia. Últimamente son muchos los mexicanos, especialmente los que viven en la capital, que se quejan de una inusual frecuencia de precipitaciones en el país. Esto, que a veces puede ser más una apreciación subjetiva que algo real, es totalmente objetivo, según confirmó Víctor Manuel Velasco Herrera, investigador del Instituto de Geofísica (IGf) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Según el experto, las lluvias excesivas que está experimentando México este año responden a un patrón que se repite cada 100 años. De acuerdo a una nota de prensa enviada por la universidad el lunes, este ciclo de lluvias excesivas comenzó en 2017 y es posible que se prolongue durante todo este siglo.

MIRA: ¿Son los huracanes actuales efectos del cambio climático?

El problema no está en que a lo largo de la historia haya periodos de más o menos cantidad de lluvias, sino en la necesidad de prevenir estos fenómenos y, sobre todo, conocer "si estamos preparados para tomar decisiones". El experto se preguntó: "Si tenemos problemas en la ciudad con media hora de aguaceros intensos, ¿qué ocurriría si en un día lloviera por tres?".

Inundaciones en el estado mexicano de Guerrero en septiembre de 2017. (Crédito: FRANCISCO ROBLES/AFP/Getty Images)

Inundaciones en el estado mexicano de Guerrero en septiembre de 2017. (Crédito: FRANCISCO ROBLES/AFP/Getty Images)

De momento, los buenos pronósticos meteorológicos existen, tal y como confirmó el experto. Las lluvias se predicen y avisan con antelación, como de hecho hizo este mismo jueves Conagua, con una alerta por lluvias torrenciales en diversas zonas del país. Sin embargo, para Velasco, aún es necesario mejorar en "una adecuada toma de decisiones sobre evaluación" para que, de este modo, las autoridades puedan resolver los problemas derivados del exceso de agua en las calles.

MIRA: Cambio climático provoca huracanes más fuertes

“Con base en la ciencia se deben crear políticas públicas que analicen, por ejemplo, la construcción de otro drenaje profundo", propuso. De hecho, el experto señaló que, por ejemplo, "en Francia tienen un túnel para tránsito de vehículos que, en caso de lluvias excesivas, se utiliza para sacar el líquido de la urbe”.

Las medidas deben estar orientadas, según Velasco, a solucionar las situaciones que se dan cuando llueve en exceso. "No podemos eludir las inundaciones, pero sí minimizar" sus efectos, dijo, asegurando que incluso es posible "evitar pérdidas humanas y económicas cuando llueve más de lo habitual en nuestra metrópoli”.

¿Cómo hacer esto? La respuesta está en la ciencia, dijo el experto: los avances científicos y los datos históricos dan información suficiente para tomar decisiones correctas, aseguró.