(CNN) - Amazon no hará grandes cantidades de dinero con su nuevo microondas controlado por Alexa de 60 dólares. O el reloj de pared Alexa controlado que solo establece temporizadores. De hecho, sacar provecho de su creciente selección de dispositivos Alexa y Echo puede no ser el objetivo.

MIRA: Amazon presentó un microondas que sigue órdenes por voz

La compañía está trabajando para algo más grande y potencialmente más lucrativo.

Amazon quiere que su asistente de voz Alexa sea una presencia ineludible e invisible que siempre está con nosotros, como una sombra alegre. Y está tratando de lograr eso sin el artilugio ineludible que ya llevamos a todos lados: nuestros teléfonos.

Este jueves, Amazon anunció 13 nuevos aparatos Echo y Echo-adyacentes en un evento de prensa en Seattle. Además del reloj y el microondas, había nuevos altavoces inteligentes Echo, un dispositivo que coloca a Alexa en los automóviles, y un reproductor dedicado para competir con el gadget más popular del 2007, el TiVo.

"No se trata de los ingresos o los márgenes brutos que crean estos dispositivos", dijo Werner Goertz, analista de Gartner. "Es una inversión en la proliferación de Alexa. La proliferación crea una infraestructura".

MIRA: Amazon cruza la marca de un billón de dólares; es la segunda compañía de EE.UU. en alcanzarla

Amazon quiere atraer a los usuarios a su ecosistema, dice Goertz. El dinero real vendrá cuando los usuarios de Alexa compren productos en Amazon.com, consuman contenido de Amazon Prime y utilicen los servicios web de Amazon.

Los datos están en el corazón de este plan para dominar la voz. Todos los jugadores importantes tienen sus propias fortalezas de recopilación de datos, dijo Julie Ask, analista de Forrester.

Google tiene información de su correo electrónico, calendario y ubicaciones, mientras que Apple sabe todo lo que hace con su teléfono inteligente. Amazon sabe principalmente lo que compras y miras, pero Alexa está cambiando eso.

MIRA: Tu próximo auto podría llevar Google Android integrado

Imagina tener conversaciones regulares con tu microondas. Y así almacenar información sobre lo que comes y cuánto más eso podría valer para Amazon que lo que tú pagaste por el electrodoméstico.

"Para que cualquiera de estos asistentes virtuales funcione bien, tiene que tener una gran cantidad de datos contextuales sobre un consumidor", dijo Ask. "Incrustar a Alexa le daría a Amazon una mayor huella de datos".

Amazon claramente tiene ambiciones para Alexa fuera del hogar. El nuevo producto más pequeño pero más intrigante del jueves fue el Echo Auto, que trae micrófonos y comandos Alexa al interior del automóvil. Al igual que la mayoría de los dispositivos Echo de primera generación, el Auto tiene un diseño mínimo: un rectángulo negro con botones y un cable antiestético que lo conecta a una fuente de alimentación. Pero crea una nueva categoría de producto.

Siri de Apple y el Asistente de Google ya están en los vehículos, pero llegaron a través de teléfonos inteligentes y sistemas de infoentretenimiento para automóviles incorporados. Quizás porque aún está fastidiándose por el fracaso del Fire Phone en 2014, Amazon está tratando de hacer Alexa móvil con gadgets como Echo Auto en su lugar.

Incluso si Amazon puede hacer del teléfono un puerto para escuchar comandos en todas partes, no está claro que el futuro se reduzca a un solo asistente de voz dominante.

"El jurado todavía está deliberando sobre si queremos que un solo agente se mueva de una pantalla a otra", dijo Justine Cassell, profesora del Instituto de Interacción Humano-Computadora de Carnegie Mellon. "¿Habría diferentes agentes de marca en cada uno de nuestros dispositivos con un conjunto diferente de habilidades? Para Amazon, es una ventaja tener a ese personaje que puede pasar de una pantalla a otra".

El asistente que termina estando en todas partes puede no tener un impacto tan grande en nuestras vidas como la forma en que Alexa, Siri o Janet realmente funcionan.

"Es curioso para mí si siempre van a tener la respuesta, que no es cómo aprendemos algo", dijo Cassell. "O si finalmente se convertirán realmente en herramientas útiles para nuestro desarrollo como personas".