(CNN) - Un empleado de una compañía de software de Wisconsin abre fuego en la oficina, hiriendo a tres compañeros de trabajo y obligando a otros a esconderse debajo de los escritorios.

Un pistolero hiere a cuatro personas en un edificio municipal de Pensilvania aproximadamente una hora y media más tarde, antes de que la Policía lo matara a tiros.

MIRA: Mira un violento tiroteo frente a una estación de gasolina en EE.UU.

A la mañana siguiente, una empleada descontenta mata fatalmente a tres personas y deja heridas a otras tres en un centro de distribución de Rite Aid en Maryland.

En un lapso de 24 horas esta semana tres lugares de negocios aparentemente seguros en Estados Unidos se convirtieron en zonas de peligro.

"Tres ataques con pistoleros activos en el lugar de trabajo en solo las últimas 24 horas deberían provocar indignación en todos los estadounidenses", dijo la exrepresentante federal Gabrielle Giffords en un comunicado esta semana.

"No importa dónde trabajas, aprendes, juegas o vives: tienes derecho a sentirte seguro, y me horroriza que esa ya no sea la realidad en Estados Unidos", dijo Giffords. "Si la violencia armada parece que se convierte en algo cotidiano, es porque sí lo es".

Estas fueron las tres instancias esta semana en las que los disparos interrumpieron generalmente los lugares comunes de negocios:

MIRA: Tiroteo en Middleton, Wisconsin

Disparos en la firma de software

Algunos trabajadores de WTS Paradigm se escondieron debajo de sus escritorios, dijo la Policía. Otros se atrincheraron y muchos simplemente escaparon de los sonidos de los disparos.

Un empleado de la empresa de software en la ciudad de Middleton abrió fuego en su lugar de trabajo alrededor de las 10:30 a.m. del miércoles, dijo el jefe de Policía de Middleton, Charles Foulke. Él había trabajado allí desde abril de 2017.

El pistolero no identificado, de unos 40 años, resultó gravemente herido durante un intercambio de disparos con agentes del orden público, dijo la Policía.

Murió más tarde en un hospital.

No se sabía si el arma era propiedad legal. Pero la Policía dijo que no tenía un permiso de Wisconsin para llevarla.

El motivo del tiroteo tampoco se conoce.

La puerta se abrió y la gente gritó 'tirador, tirador'

La puerta se abrió y la gente gritó: "Tirador, tirador".

MIRA: Tiroteo en Cincinnati: detienen al sospechoso

Segundos después, un hombre con un arma entró en la sala del tribunal, dijo un abogado que presenció la escena. Barrió con su brazo hasta que apuntó con el arma a Randolph.

"Fue la sensación más intensa y atemorizante que he tenido en mi vida", dijo.

Randolph dijo que puso su cabeza en sus manos. Cuando miró hacia atrás, el tirador ya no estaba.

Una puerta de entrada de vidrio en el Masontown Borough Municipal Center fue disparada, según un video grabado por la WTAE.

Los disparos comenzaron en el descanso

MIRA:Tiroteo en Maryland deja al menos tres muertos y dos heridos

Snochia Moseley, de 26 años, inexplicablemente dejó el trabajo en un centro de distribución de Rite Aid en Maryland casi una hora después de comenzar su turno la mañana del jueves, según la Oficina del Sheriff del Condado de Harford.

Ella regresó poco después de las 9 a.m. mientras algunos empleados salían, dijo el sheriff del condado de Harford, Jeff Gahler.

Ella entonces comenzó a disparar.

"Simplemente no hay forma de dar sentido a algo que es tan insensato", dijo Gahler el viernes, y agregó que el motivo sigue sin estar claro.

Gahler dijo que Mosely una vez fue un agente de seguridad pero no en el centro de distribución de Rite Aid. Ella tenía un permiso de arma de fuego de Maryland que expiró en mayo.

Ella usó un arma que compró legalmente, dijo Gahler, y agregó que ningún oficial de la ley disparó durante su respuesta.