CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

Este hombre de 75 años pasa sus días durmiendo con gatitos. Así ha recaudado más de 30.000 dólares

Por Saeed Ahmed

(CNN) — Si estás buscando el trabajo perfecto, está tomado. Estamos hablando de ronroneos de gatitos, sofás y siestas de gato.

Así es la vida de Terry Laurmen la mayoría de los días. Este amante de los gatos de 75 años es voluntario en su refugio de gatos, dormitando en las esquinas mientras abraza gatitos. Gracias a algunas fotos virales en las redes sociales que muestran su siesta, ha sido capaz de recaudar grandes cantidades de dinero para los gatos.

En solo los últimos dos días, el refugio ha recaudado más de 30.000 dólares.

“La gente ha estado donando 1, 2 o 5 dólares”, dijo Elizabeth Feldhausen, fundadora del refugio Wisconsin Safe Haven Pet Sanctuary en Green Bay. El lugar rehabilita mascotas con necesidades especiales o problemas físicos.

“[He] sido mucha gente que ha tenido un gran impacto al hacer algo tan pequeño”.

Hace unos seis meses, Laurmen, un profesor de español retirado, entró al refugio, con cepillo en mano y comenzó a peinar a los gatos.

Dijo que la razón por la que eligió este refugio es su ambiente “hogareño”.

“No tienen jaulas y prefiero socializar con los gatos en una situación más natural”, le dijo a CNN.

Al día siguiente, regresó. Y el día después.

“Simplemente se convirtió en voluntario. Sabe quiénes son todos los gatos”, dijo Feldhausen. “Simplemente disfruta mucho con los gatos. Parece que son su pasión en la vida”.

Cuando el refugio publicó por primera vez una imagen de Laurmen dormitando junto a su gato favorito, Louis, el refugio tardó menos de un día en dar en adopción al gato.

Desde entonces, el personal toma fotos cada vez que se quedaba dormido.

Hace unos días, el refugio publicó una galería de sus mejores imágenes de siestas y a los usuarios de Internet le encantó.

Han donado más de 30.000 dólares, demostrando una vez más el poder de las siestas.