(CNN) - Imágenes tomadas desde el aire captaron la destrucción que dejó el huracán Florence en Carolina del Norte. La destrucción va desde líneas de casas sin techos hasta calles cubiertas por arena.

Las fotos fueron tomadas por aviones con cámaras que tomaron “fotos aéreas de alta definición” y fueron recolectadas por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). Las fotos son vitales para medir el daño y organizar la asistencia requerida para la recuperación de esta área.

Las fotos post huracán Florence fueron tomadas el martes; NOAA le dijo a CNN que las fotos antes de Florence fueron tomadas en 2014.

En una imagen, las porciones más al sur de la calle principal de Topsail Beach, Anderson Boulevard, todavía están cubiertas de agua estancada. Ocean Boulevard, una de las calles laterales, está completamente cubierta con arena.

El flujo de la marejada ciclónica dejó marcas en la arena que arrojó a la costa. Algunos muelles detrás del Boulevard Carolina quedaron despojados de su madera, y solo quedan los pilones.

Las casas en toda la isla quedaron sin tejas por cuenta de los vientos.

Antes del huracán Florence, el estacionamiento de asfalto negro Surf Condos mostraba ocho edificios en el complejo. Ahora, las imágenes aéreas lo muestran cubierto de arena.

La playa enfrente de los edificios del condominio parece haber sido reducida a la mitad, erosionada por la tormenta.

Solo una calle arriba de los condominios, casi a 2,4 kilómetros de North Shore Drive está cubierto de arena por el oleaje.

Más de un kilómetro de Shore Drive, la vía más cercana a la playa, está casi completamente cubierta de arena. Incluso porciones de Topsail Drive, en la parte más continental, están cubiertas.

Entre los techos afectados, cuyas tejas quedaron rotas por el viento, están las piscinas verde esmeralda por encima del nivel del suelo. El agua de las que estaban a nivel del suelo coincide con el mismo tono del agua estancada en las vías.

Los escombros de este tramo de casas ensucian el suelo, todo el camino hacia el lado sano de la isla.

Las playas desaparecieron a lo largo de la barrera de islas por el oleaje.

Antes de la tormenta, el Servicio Nacional del Clima alertó que el oleaje traería “erosión extrema a las playas con significativa pérdida de dunas”.

A lo largo de la barrera de islas, la playa arenosa es notablemente más delgada. Pero los mayores cambios parecen ser a lo largo de las ensenadas que salpican las islas barrera del estado.

El punto norte de la ensenada de New River es drásticamente diferente después del huracán Florence.

El punto norte de la ensenada de New Topsail, el extremo más al sur de Topsail Island, también es drásticamente más pequeño que en 2014.