Florence Wisniewski lidera una campaña de donación en Chicago para ayudar a las víctimas del huracán que lleva su nombre.

(CNN) - Todos nos emocionamos y prestamos atención cuando escuchamos nuestro nombre en una conversación. Florence, 4 años, comenzó a escucharla en todas partes, incluso en la televisión.

Y no usaban su apodo Flo, sino su nombre completo: Florence. Eso usualmente significaba que estaba en problemas.

Su madre, Tricia Wisniewski, le explicó a Flo que todo el mundo estaba hablando sobre un huracán llamado Florence, y le mostró fotos de los barrios inundados por la tormenta y de personas en refugios.

MIRA: Los deportistas que apoyan a damnificados de Puerto Rico tras el huracán María

"Le mostré una foto de una familia que se estaba quedando en un pasillo de la escuela secundaria y le dije que esto es todo lo que tienen... ahí, en el pasillo con su bebé", dijo Wisniewski a CNN. "Flo dijo con naturalidad que deberíamos enviarles pañales o juguetes, ¡así que solo era sentido común!".

El esposo de Wisniewski, Paul, hizo un letrero de donación, mostrando el camino del huracán pero con la cara de Flo sobre las nubes en espiral. Los dos, niña y ciclón, compartían un nombre, pero la pequeña Florence quería ayudar y no asustar a la gente.

Entonces, Flo fue de puerta en puerta con su vagón y letrero, diciéndoles a los vecinos que habría una caja en el garaje para recibir donaciones. También llevó una caja de donación a su escuela.

Florence Wisniewski lidera una campaña de donación en Chicago para ayudar a las víctimas del huracán que lleva su nombre.

Nace una campaña de recaudación de fondos

"Pensé que sería solo eso, llenar algunas cajas y Florence se sentiría bien con su nombre", dijo Wisniewski. "Pero hubo una publicación en Facebook y luego las noticias locales, y ahora estamos recibiendo donaciones de todo el país", agrega.

El garaje para dos automóviles de la familia ahora rebosa de donaciones, y cada día llegan más. Los padres de Flo no sabían cómo llevar todos esos productos desde su hogar, en Chicago, a las personas que los necesitaban.

LEE: Estos son los peores huracanes que han azotado la costa de las Carolinas

Eran nuevos en manejar una unidad de caridad y se sintieron abrumados. Pero la pequeña Flo no se inmutó.

"Esta pequeña niña despertó algo en todos. Solo quiere ayudar a la gente y solo piensa que es normal. Y podría serlo", dijo Wisniewski a CNN.

Inspirada por el entusiasmo de su hija, Wisniewski se asoció con la organización sin fines de lucro Mathew 25 Ministries en Ohio, que agregará las donaciones de Flo a un camión de reparto de suministros a Carolina del Norte y Carolina del Sur.

Florence Wisniewski, con la ayuda de su hermano Bud, va de puerta en puerta en Chicago y recolecta donaciones para las víctimas del huracán.

Una enseñanza se vuelve una lección más grande

La campaña de donación eclipsó el quinto cumpleaños de Florence el viernes pasado. Recibió un poco de cinta de embalaje, que inmediatamente puso en uso.

"Ahora está ordenando todo. No es solo una cara bonita de la campaña. Es un miembro activo", dijo Tricia.

Su hija está contenta con el nuevo "proyecto familiar" y los regalos que recibirán las víctimas del huracán. Su cumpleaños puede esperar.

MIRA: Dos emprendedoras de Puerto Rico crean casas resistentes a huracanes

La orgullosa madre había esperado que la campaña de Flo fuera un momento de enseñanza para su hija sobre ayudar a otros. Pero a medida que las donaciones llegaban, ese momento se convirtió en una lección más grande y en una tormenta de buena voluntad por derecho propio.

"Ver a todas estas personas donando y apoyándola y dándole ánimos, me ha enseñado que hay mucha gente buena", asegura.

Florence Wisniewski postergó su fiesta de cumpleaños (cumplió 5) para ordenar y empacar las donaciones para las víctimas del huracán Florence.