(CNN) - Durante unas pocas horas cada año, un tramo de arena en la costa de Irlanda se transforma para el que tal vez sea el evento más singular en el calendario de carreras de caballos.

Laytown Races, a 42 km de Dublín, la capital del país, es la única carrera oficial de playa en Europa.

La tradición de 150 años atrae a más de 5000 visitantes regulares cada año y, aparte de la diferencia obvia, es como cualquier otra carrera.

MIRA: El arte de correr y vender, las millonarias subastas en Deauville

"Se ejecutará bajo las mismas reglas que la Gold Cup o Cheltenham", dijo a CNN Joseph Collins, presidente de Laytown Races.

"Tenemos administradores, abridores oficiales y handicappers. Todos los caballos serán probados y verificados, como todo lo que suceda aquí".

Los organizadores están en una carrera contra el tiempo para organizar el espectáculo, luchando contra la corriente para construir la pista y los recintos en la arena.

La antigua pista en forma de U ha dado paso a una recta de 1200 a 1400 metros.

Los espectadores luego se amontonan en una "tribuna" improvisada, compuesta por escalones recortados en una duna de arena elevada, para disfrutar del histórico evento.

El primer evento registrado fue en 1868 y se organizó inicialmente en conjunto con Boyne Regatta. Se cree que la competencia de remo se llevó a cabo durante la marea alta y las carreras durante la marea baja.

"Es emocionante, es diferente, es desafiante. Ahora es mucho más fácil de lo que solía ser", dijo el entrenador Dermot Weld a CNN.

Huellas en la arena dejadas por los caballos de carrera.

La antigua pista en forma de U, que vio a los caballos competir contra la marea, ha dado paso a una recta de 1200 a 1400 metros.

La necesidad de cambiar el formato original fue evidente en 1994, cuando tres caballos resultaron fatalmente.

Otras medidas de seguridad han asegurado que solo los jinetes y caballos experimentados puedan correr.

La carrera de Laytown es una de las más originales en el mundo de la hípica.

Sin embargo, a pesar de los cambios, el espectáculo aún mantiene su emoción y continúa atrayendo a una audiencia global cada año.

"Siempre habrá un elemento de imprevisibilidad al respecto, pero eso es parte del disfrute", dijo Weld.

Esta carrera tiene más d 150 años de tradición a cuestas.