CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

México contó más de 11.500 secuestros este sexenio: un rapto cada 4 horas

Por Ángela R. Bonachera

(CNN Español) — La organización de México Alto al Secuestro, centrada en reportar casos de secuestros para que éstos se erradiquen, contabilizó que, en los últimos seis años, ha habido un total de 1.513 secuestros en el país. Según sus cuentas, esto significa que en México hay “un secuestro cada 4 horas, 167 personas privadas de su libertad al mes”, dijo la organización.

Así lo dice su último reporte, presentado este lunes y enviado a CNN en Español, donde se pueden comprobar las cifras por meses. Febrero de 2014 fue el mes con más secuestros: 310 y, aunque la cifra ha descendido en los últimos meses, nunca ha habido menos de 110 secuestros en un mes, de acuerdo a estas cifras. La asociación no incluye una definición específica de lo que entiende por secuestro ni datos de cómo acabaron estos secuestros (si las personas siguen raptadas o cuándo y cómo fueron liberadas).

MIRA: México: diputada federal fue liberada tras su secuestro, el caso más grave de violencia poselectoral

“Al comparar los primeros 8 meses del 2013 (1.689 secuestros) con el mismo periodo de 2018 encontramos que ha habido una disminución del 42.5% a nivel nacional”, explicó el reporte. Aún así, en lo que va de 2018 suman 971 secuestros, de los que 120 fueron en agosto de este año.

Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la asociación, opinó durante la presentación del informe que el descenso en los secuestros se debe a una mayor conciencia ciudadana y cívica a la hora de denunciar estos hechos.

Entre diciembre de 2012 y agosto de 2018, la mayor parte de los secuestros fueron en el Estado de México, con 2.584 personas raptadas; seguido de Tamaulipas y Veracruz, con 1.294 y 1.264 secuestros, respectivamente.

Protesta en contra de las desapariciones forzosas en México. (Crédito: ULISES RUIZ/AFP/Getty Images)

Protesta en contra de las desapariciones forzosas en México. (Crédito:
ULISES RUIZ/AFP/Getty Images)

¿Qué ocurrió en agosto de 2018?

Al ser el último mes del reporte, Alto al Secuestro presta especial atención a lo ocurrido en agosto de este año: 120 secuestros que afectaron a 178 personas, lo que significa una disminución de un 4% en relación al mes anterior. Sin embargo, las víctimas sí que aumentaron: un 15,5%.

Además, la organización destaca que en 10 estados no se reportó ninguna privación de libertad: Aguascalientes, Baja California del Sur, Campeche, Jalisco, Nayarit, Querétano, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Yucatán.

En el lado opuesto de la tabla se encuentran aquellos estados donde más secuestros se dieron: Veracruz, Estado de México y Ciudad de México, si se miran las cifras absolutas. En el caso de tener en cuenta la tasa por cada 100.000 habitantes, los estados con mayor incidencia de raptos son Colima, Veracruz y Tamaulipas.

MIRA: ¿Qué pasaba antes de los secuestros de alias “Guacho”?

Al mirar las cifras globales de los seis años estudiados, se aprecian importantes diferencias entre estados: en Yucatán solo seis personas fueron secuestradas en estos seis años, cifra muy lejana a las más de 2.500 raptadas en el Estado de México en el mismo periodo de tiempo. Baja California Sur y Aguascalientes concluyen el ‘top 3’ en cuanto a menos secuestros, mientras que los estados donde más raptos hay son, además del Estado de México, Tamaulipas y Veracruz, con más de mil secuestros en cada caso.

Diferencias con cifras oficiales

Alto al Secuestro explica que extrae los datos de las denuncias presentadas ante autoridades federales y estatales, pero en su informe se queja de que, mientras que ellos reportan 120 raptos en agosto, las cifras oficiales contabilizan solo 99. “Dejan fuera de la estadística al 17,5% de los secuestros”, dije el reporte. Asimismo, de Wallace mencionó, cuando presentó este informe en abril de 2018, la disparidad a la hora de tipificar ciertas desapariciones como secuestros o no. “Esto ha sido sistemáticamente un problema recurrente”, se quejó.

Laura Trejo, presidenta de la asociación, indicó a CNN en Español en abril que diferencia entre datos oficiales y los de Alto al Secuestro radica en que, en su recopilación de datos, la asociación utiliza también los informes de policías federales: “la Policía Federal los reporta a un ministerio público pero, a pesar de ser reportados, no se inician investigaciones y por eso no se reportan de manera oficial”, explicó.

Los datos abiertos del gobierno de México especifican que entre 2014 y 2017 —último registro en abierto en el portal de transparencia— hubo 5.937 secuestros en el país.

Marcha en contra de desapariciones en México en enero de este año. (Crédito: JULIO CESAR AGUILAR/AFP/Getty Images)

Marcha en contra de desapariciones en México en enero de este año. (Crédito: JULIO CESAR AGUILAR/AFP/Getty Images)

MIRA: Familias de miles de desaparecidos esperan respuestas: estas son la cifras en América Latina y España

Según el Ejecutivo Federal —que no se ha pronunciado específicamente sobre los datos de esta asociación— la Estrategia Nacional Antisecuestro es la responsable de la tendencia a la baja en este delito. En una nota de prensa difundida el pasado año, el Gobierno aseguró que, a partir de la creación de la Coordinación Nacional Antisecuestro (Conase) y la implementación de la Estrategia Nacional Antisecuestro en 2014 “se logró una disminución del delito de secuestro de 21 por ciento”.

“Sin embargo, es preciso reconocer que el fenómeno persiste y exige redoblar esfuerzos en lo que corresponde a los gobiernos estatales”, aseguraba la nota del Gobierno.

En agosto de este año, otra nota de prensa del organismo del estado ponía énfasis en el fortalecimiento de las capacidades de la autoridades para gestionar estos delitos.

CNN en Español trató de ponerse en contacto con Patricia Bugarin, coordinadora nacional antisecuestro, quien aseguró que el Gobierno ha elaborado una estrategia gracias a la cual ha descendido el número de secuestros, y que seguirán trabajando en la labor.