CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Desmantelan en Colombia red que enviaba cocaína líquida usando a venezolanos como correos humanos

Por CNN Español

(CNN Español) — Las autoridades colombianas desmantelaron esta semana una red de narcotraficantes que enviaba cocaína líquida a de manera “fraccionada y sistemática” a Estados Unidos, Canadá y Europa, informó la Fiscalía de Colombia este lunes.

Las investigaciones, que empezaron hace cuatro años, de acuerdo con el fiscal general Néstor Humberto Martínez, revelaron que integrantes de una organización conocida como Morphox reclutaban viajeros para que llevaran en sus cuerpos látex con cocaína líquida hacia el exterior.

Esta red reclutaba adultos mayores, “la mayoría de ellos venezolanos” y madres cabeza de familia, que en estado de “debilidad” por cuenta de la crisis migratoria que atraviesan muchos de ellos, eran convencidos de convertirse en correos humanos, según dijo el fiscal general.

“Sectores débiles de la sociedad. Justamente los que están siendo objeto de tránsito por el país, se están convirtiendo en objetivo de las redes criminales, para usar y poderse aprovechar de la actividad criminal de estas organizaciones”, les dijo Néstor Humberto Martínez a periodistas en Bogotá.

“Lo que [la estructura] buscaba es utilizar personas realmente en un grado de vulnerabilidad alto para utilizarlos como correos de droga hacia diferentes partes del mundo”, dijo el coronel César Augusto Martínez Páez, segundo comandante de la XIII Brigada del Ejército, que también participó en el operativo.

Imagen de archivo. En esta imagen aparece un traficante de drogas de Bogotá con una solución líquida que contiene cocaína. (Crédito: EITAN ABRAMOVICH/AFP/Getty Images)

Esa organización fue creada por un ciudadano canadiense que se habría aliado con un poderoso narcotraficante llamado Daniel ‘El Loco’ Barrera, que cuando fue capturado en 2012, fue calificado por el entonces presidente Juan Manuel Santos como “el último de los grandes capos” colombianos. Según dijo Santos en ese entonces, Barrera estableció “alianzas perversas” con paramilitares, con el narcotráfico, y con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Barrera fue extraditado a Estados Unidos en julio de 2013.

Esa red, que según el fiscal general de Colombia creó el canadiense Steven Douglas Skinner, fue desarticulada esta semana en un operativo que dejó 27 capturas, de acuerdo con la Fiscalía.

Skinner era buscado con circular roja de Interpol por las autoridades canadienses, por el delito de homicidio. El hombre fue condenado a cadena perpetua tras ser arrestado en mayo de 2016 y ser deportado, según Interpol.

Las personas que servirían como correos humanos fueron reclutadas en varias ciudades de Colombia, eran preparadas y hospedadas en municipios cercanos a Bogotá, la capital del país, donde ingerían los látex con la droga diluida, según la Fiscalía.

Cocaína líquida, un desafío para las autoridades

El fiscal de Colombia reconoció que el tráfico de cocaína líquida es una “modalidad nueva de tráfico de estupefacientes que pone en evidencia las limitaciones técnicas que hoy tiene el Estado colombiano para dar con estas formas de criminalidad”.

La cocaína es transformada a través de varios procesos químicos que permite que la droga sólida pueda diluirse y volverse líquida y una vez llegue a su destino, vuelva a su estado natural, según Martínez.

Pero aunque Martínez dijo que se trata de una modalidad nueva, la Fiscalía ya había reportado varios casos de operativos contra bandas que traficaban la droga diluida al menos desde 2015, cuando informó que se desarticuló una banda dedicada al tráfico de esta droga diluida a través de correos humanos que viajaban a través de Perú, Brasil y Argentina, hacia Estados Unidos, Israel y Sudáfrica.

Pero lo realmente preocupante para las autoridades es que la droga en este estado es imperceptible para los escáneres de los aeropuertos, dijo el fiscal, algo que se podría robustecer la capacidad de tráfico de los narcotraficantes.

“Hemos tenido contacto, por cierto, con el señor general de antinarcóticos poniendo en evidencia la modalidad y limitaciones que pueden tener nuestros escáner justamente en los aeropuertos nacionales y la necesidad de que haya una actualización, desde el punto de vista tecnológico, para que podamos identificar, mediante el sistema de escáner, también la droga líquida que es objeto de exportación y que se convertiría en una amenaza, desde el punto de vista de la capacidad de tráfico de estas organizaciones delictivas”.

Las autoridades no establecieron cuánta cocaína líquida logró traficar esta organización en los cuatro años de investigaciones, que se dio gracias al seguimiento hecho en Canadá, Estados Unidos y España.