(CNN Español) - Uber pagará 148 millones de dólares para resolver una investigación sobre una filtración de datos ocurrida en 2016 y de la que la empresa fue acusada de ocultar intencionalmente.

El acuerdo se dio con los fiscales generales de los 50 estados y Washington y el monto será dividido entre estas jurisidicciones. Se trata del acuerdo de incumplimiento de datos multiestatal más grande que haya existido, según la fiscal general de Nueva York.

La investigación fue convocada para investigar las denuncias de que la compañía de transporte compartido violó las leyes de notificación a nivel estatal al negar intencionalmente que hackers robaron la información personal de 57 millones de usuarios en 2016.

LEE: Uber Express, el nuevo servicio de Uber que es como un minibús pero más barato

La violación no fue revelada hasta fines de 2017, cuando Uber reveló que pagó a los hackers 100.000 dólares para destruir los datos. En abril, Uber llegó a un acuerdo con la Comisión Federal de Comercio, que investigaba las acusaciones de que Uber engañó a los clientes por este incumplimiento.

Como parte del acuerdo, Uber acordó desarrollar e implementar un programa de integridad corporativa para que los empleados denuncien comportamientos no éticos. También acordó adoptar prácticas modelo de notificación de violación de datos y seguridad de datos, así como contratar a un tercero independiente para evaluar sus prácticas de seguridad de datos.

"Este acuerdo récord debe enviar un mensaje claro: tenemos tolerancia cero para los que eluden la ley y dejan la información de consumidores y empleados vulnerable a la explotación", dijo la fiscal general de Nueva York, Barbara D. Underwood, en un comunicado de prensa. Nueva York recibirá aproximadamente 5,1 millones de dólares del pago total.

Uber se ha comprometido a desarrollar mecanismos para evitar repetir este tipo de problemas.

"La decisión de nuestro equipo de gestión actual de divulgar el incidente no solo fue lo correcto, sino que también incorpora los principios por los que manejamos nuestro negocio hoy: transparencia, integridad y responsabilidad", dijo el oficial jurídico de Uber, Tony West este miércoles en una publicación de blog. "Seguiremos invirtiendo en protecciones para mantener seguros a nuestros clientes y sus datos, y estamos comprometidos a mantener una relación constructiva y de colaboración con los gobiernos de todo el mundo", agregó.

El acuerdo surge cuando Uber intenta transparentar sus prácticas. En julio, por ejemplo, Uber finalmente contrató a un director de privacidad: Ruby Zefo se convirtió en el principal ejecutivo de Uber enfocado en ello. Matt Olsen también se unió como jefe de confianza y funcionario de seguridad.