(CNN Español) — Hace ya más de un año y medio de aquella noche, pero la artista de origen mexicano Andrea Arroyo lo recuerda como si fuera ayer.

Aquel 8 de noviembre del 2016, acudió a una fiesta para celebrar lo que sería la victoria de la primera mujer presidente de Estados Unidos. Recuerda que había gente de varios países, de distintas profesiones, y que llevó un flan mexicano. Que el ambiente era festivo y cómo de pronto las risas se tornaron en llanto.

“A las 9 de la noche todo el mundo dejó de comer, la anfitriona de la fiesta comenzó a guardar el champán. Ya no había nada que celebrar”. Arroyo se marchó a su casa desconsolada y no pudo dormir. Se encerró en su estudio a pintar pero no era suficiente.

“En 40 minutos creé un website que titulé Elección Antinatural, e invité a artistas de todo el mundo a enviarme sus obras y mostrar sus sentimientos y reacciones ante lo ocurrido”, dice Arroyo. Las obras comenzaron a llegar desde diversos lugares.

“Fue un proceso de sanación. Yo pensaba que el proyecto iba a durar un par de meses pero a día de hoy sigue creciendo y creciendo con más de 300 artistas de 30 países”. El proyecto cuenta con obras multidisciplinares que van desde ilustraciones, bordados, collage, animación y fotografía entre otros. Arroyo es la curadora y establece normas claras, como no permitir que las obras se burlen de los atributos físicos del presidente.

La artista cuenta con una extensa trayectoria de más de 25 años. Su trabajo ha recibido numerosos galardones. Su obra se centra en los problemas de las mujeres y la justicia social e incluye pintura, instalaciones, escultura e ilustración y ha sido publicado nacional e internacionalmente en medios como The New York Times y The New Yorker.

Arroyo fue también curadora de "Tribute to the Disappeared", un proyecto de arte en honor a las más de 30.000 personas desaparecidas en México (de las mujeres de Juárez a los estudiantes de Ayotzinapa) y otras víctimas de la injusticia en todo el mundo.

Se considera artista activista. El proyecto Elección Antinatural no es sólo una exposición online; es también una exposición itinerante que se ha exhibido en lugares como la Universidad de Nueva York. La artista planea también publicar un libro con todas las obras.

“La noche electoral fue una revelación. Nos hizo darnos cuenta del país en que vivimos”, dice Arroyo.

El proyecto ha recibido numerosas críticas por parte de los seguidores de Donald Trump, que la tachan de anti-estadounidense. Juan Pablo Andrade, consejero para la diversidad del presidente, la acusó de ser partidaria de Hillary Clinton y de presentar a Trump como un racista y enemigo de las mujeres.

Arroyo respeta su opinión pero siente que tan sólo expresa su voz como artista ante las numerosas injusticias que se están cometiendo. “Cuando comencé a recibir las obras me di cuenta de que estaba llenando un hueco, que había una necesidad de crear un foro donde los artistas pudieran expresarse y construir comunidad para demostrar al mundo que no todos pensamos de la misma manera”, concluye.