(CNN) - Investigadores australianos dicen que su nueva fuente o tipografía, llamada Sans Forgetica, podría ser la herramienta para ayudar a las personas a retener información.

La tipografía, que se inclina hacia un lado y tiene espacios vacíos en el medio, no es sencilla para los ojos. Pero, según el equipo de la Universidad RMIT en Australia, que concibió Sans Forgetica, tiene la combinación perfecta de "obstrucción" necesaria para recordar información.

El equipo multidisciplinario de especialistas en diseño tipográfico y psicología dijo que diseñaron Sans Forgetica utilizando el principio de aprendizaje denominado "dificultad deseable".

LEE: Científicos acaban de "trasplantar" la memoria de un caracol a otro y esto significa para los humanos

El principio consiste en que cuando se agrega una obstrucción al proceso de aprendizaje, se requiere que las personas se esfuercen más y tengan una mejor retención en su memoria.

Con las fuentes normales "los lectores a menudo miran por encima de ellas y no se crea ningún rastro de memoria", dijo en un comunicado el profesor titular de RMIT, Janneke Blijlevens.

Por el contrario, si una fuente es demasiado difícil, la memoria no hace lo suyo. "Sans Forgetica se encuentra en un punto medio en el que solo se ha agregado suficiente obstrucción para crear esa retención de memoria", dijo.

Para llegar a ese punto ideal, los investigadores probaron varias fuentes con aproximadamente 400 estudiantes universitarios australianos en un laboratorio y un experimento en línea "donde se probaron fuentes con una variedad de obstrucciones para determinar cuál llevó a la mejor retención de memoria", dijo RMIT.

"Sans Forgetica rompió solo los principios de diseño sin ser demasiado ilegible y ayudó a la retención de memoria", dijo RMIT.

La fuente se puede descargar como una extensión del navegador web Chrome de Google o como una fuente de un sitio web creado por el RMIT.

Esta es la fuente o tipografía cuyos creadores aseguran que contribuye a mejorar la memoria. ¿Te animas a probarla?