(CNN) - Los 12 niños tailandeses del equipo de fútbol "Wild Boars", que fueron rescatados después de estar atrapados en una red de cuevas inundadas en el norte de Tailandia, jugaron un partido amistoso el domingo en el Estadio Monumental de Argentina, que fue sede de la final de la Copa Mundial de 1978.

Los muchachos, de entre 11 y 16 años, llegaron a Buenos Aires el viernes después de ser invitados por el Comité Olímpico Internacional (COI) para asistir a los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, que se llevarán a cabo del 6 al 18 de octubre.

El equipo estuvo acompañado por el entrenador que también quedó atrapado en las cuevas de Tham Luang durante más de dos semanas en junio de este año. Usando un uniforme completamente morado, los "jabalíes" jugaron contra el equipo sub-13 del principal club argentino, River Plate, en un juego que terminó 3-3.

El encuentro amistoso acabó con empate a tres goles.

El encuentro amistoso acabó con empate a tres goles.

Cuando el equipo entró en el campo de juego, fueron aplaudidos y se les dio una guardia de honor.

"Los muchachos están muy contentos de estar aquí y muy emocionados", dijo el jefe de la delegación olímpica tailandesa, Werachon Sukondhapatipak, en un comunicado.

"Durante la operación de rescate, muchas personas de todo el mundo vinieron a Tailandia y colaboraron para rescatarlos. Sienten que tienen una deuda con todos".

MIRA: ¿Es el rescate de la cueva en Tailandia una hazaña ejemplar de liderazgo?

Los muchachos recibieron una visita VIP al museo del estadio y los vestuarios antes del partido.

El Estadio Monumental organizó la final de la Copa del Mundo de 1978, donde Argentina se convirtió en campeona por primera vez después de derrotar a Holanda por 3-1.

"Los mejores jugadores del mundo han jugado aquí, los mejores cantantes de pop han cantado aquí", dijo el alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

El equipo "Wild Boars" ingresa al campo para el partido amistoso contra el equipo juvenil de River Plate.

El equipo "Wild Boars" ingresa al campo para el partido amistoso contra el equipo juvenil de River Plate.

Larreta dijo que el partido muestra cómo los deportes pueden promover la paz y la amistad "en todo el mundo".

"Es muy poderoso y un buen ejemplo de lo que pueden hacer los deportes. Puedes sentir el espíritu olímpico en esta ciudad y este tipo de cosas ayuda mucho".

El presidente de River Plate, Rodolfo D'Onofrio, dijo que fue "maravilloso" ver a los dos equipos jugar uno contra el otro.

MIRA: Los niños rescatados de la cueva en Tailandia serán novicios monjes budistas

"Es emocionante porque todo el mundo se sentía con ellos en aquel momento", dijo el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach.

El equipo de niños de Tailandia antes de su partido contra los infantes del River Plate.

El equipo de niños de Tailandia antes de su partido contra los infantes del River Plate.

"Estuve casi en contacto diario con nuestros miembros del COI en Tailandia (durante el rescate)".

Los muchachos y su entrenador fueron rescatados con éxito entre el 8 y el 10 de julio luego de que expertos internacionales en buceo en cuevas los evacuaran uno por uno.

No habían comido nada durante la prueba de nueve días y bebieron agua turbia del interior de la cueva.

"Verlos ahora disfrutando de la vida y disfrutando del deporte, es una gran experiencia", dijo Bach.

"Es de lo que se trata el deporte. Esta determinación de nunca rendirse, de tener fe en que puedes lograrlo. Así que esta fue la razón principal por la que los invitamos aquí, porque este era el mejor espíritu olímpico".

El organismo de gobierno mundial del fútbol, la FIFA, invitó a los niños y su entrenador a asistir a la final de la Copa del Mundo en Moscú, entre Francia y Croacia, el 15 de julio, pero debido a razones médicas no pudieron asistir.