El candidato presidencial Jair Bolsonaro (Crédito: MAURO PIMENTEL/AFP/Getty Images)

Nota del editor: Carlos Alberto Montaner es escritor y analista político de CNN. Sus columnas se publican en decenas de diarios de España, EE.UU. y América Latina. Montaner es, además, vicepresidente de la Internacional Liberal. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

(CNN Español) – En Brasil, Eurasia Group, uno de los grandes consultores internacionales sobre riesgos políticos, predice la victoria en segunda vuelta del candidato Jair Bolsonaro.

Le asigna un 75 % de probabilidades de triunfar. La segunda vuelta se celebrará el domingo 28 de octubre.

No obstante, Bolsonaro ha ofendido a los homosexuales, a los negros y a las mujeres.

Bolsonaro es un capitán de paracaidistas retirado de 63 años. Estuvo 17 años en las Fuerzas Armadas y sólo ascendió a capitán.

Su vicepresidente es un general retirado, Hamilton Mourao, un mestizo de raíces indígenas, hijo de otro general, ya desaparecido.

La publicación Letra P de Argentina asegura que tras Bolsonaro está la cúpula del ejército brasileño.

Según Letra P, hace cuatro años la cúpula castrense se acercó a Bolsonaro, que llevaba más de dos décadas en el Congreso como diputado por Río de Janeiro, y le propuso que fuese el líder para una nueva etapa cívico-militar.

Yo no lo creo. Bolsonaro, como tantos personajes del momento, es un outsider sin afiliación a ningún partido grande, que despierta el respaldo de los ciudadanos porque están cansados de los políticos convencionales, de la corrupción y, en el caso de Brasil, de la violencia callejera.

Esto es muy peligroso. El anuncio más efectivo es el que lo presentaba como un héroe mítico, como un superhéroe. Eso quiere decir que la democracia liberal, con sus instituciones eficaces, pero aburridas, no les sirven.

Aunque su elección, a mi juicio, sería mejor que la de Fernando Haddad, muy marcado por la corrupción que ha golpeado al país, lo que sucede en Brasil, es muy, muy peligroso.

Aunque la elección de Bolsonaro, a mi juicio, sería mejor que la de Fernando Haddad, muy marcado por la corrupción que ha golpeado al país, lo que sucede en Brasil, es muy, muy peligroso".

Carlos A. Montaner