(CNN Español) – El huracán Michael, un ciclón de categoría 4, tocó tierra este miércoles en la costa noroeste de la Florida.

El Servicio Nacional de Meteorología calificó a Michael “como una tormenta amenazante para zonas de la costa del Golfo, capaz de provocar importantes inundaciones debido a sus intensas lluvias y con fuertes vientos".

Michael también tuvo la capacidad de provocar cortes en el suministro eléctrico. Una vez que el ciclón pase, y antes de regresar a casa, debes tener en cuenta la siguiente información.

Seguridad vial después del huracán

  • Debes regresar a casa cuando las autoridades indiquen que ya no hay peligro.
  • Pon atención a las señales, a materiales como techos u otros objetos que pudieron haber salido volando durante la tormenta.
  • Lleva siempre un documento de identidad: puedes necesitarlo cuando regreses a casa.
  • Intenta mantenerte alejado de las carreteras, de la playa y de las vías navegables para permitir que los servicios de emergencia puedan realizar su trabajo.
  • Si tienes que conducir no lo hagas por zonas que se encuentran bajo el agua, podrías hallar escombros y gérmenes.
  • No atravieses barricadas
  • Sigue todas las instrucciones que encuentras a tu paso.
  • Si encuentras escombros puedes reportarlos a las autoridades, en este caso al departamento de salud de Florida.

Cuando llegues a casa

  • Ten cuidado cuando te aproximes a edificios afectados por el huracán. Abandona el lugar de manera inmediata si escuchas algún tipo de movimiento o ruido inusual, como una estructura que podría estar a punto de derrumbarse.
  • Comprueba el exterior de tu casa por si el tendido eléctrico está suelto o por si hay alguna fuga de gas. Si el edificio huele a gas o si está inundado, no entres.
  • Presta atención a los golpes de calor que podrías sentir durante la limpieza. Asegúrate de utilizar el equipo correcto de protección mientras limpias.
  • Te cuidado con las serpientes, insectos u otros animales que estén fuera de su hábitat debido a la crecida de las aguas.
  • Toma precauciones cuando utilices sierras.
  • Limpia, seca y ventila tu hogar para evitar que se acumule el moho.
  • Tira a la basura todo aquello que no se seque rápidamente y limpia minuciosamente aquellos objetos difíciles de asear.
  • Cuando regreses a tu casa, ten en cuenta que las aguas anegadas pueden contener aguas residuales y otros materiales peligrosos.
  • Mantén a los niños y a tus mascotas alejados de las áreas afectadas hasta que hayan culminado las tareas de limpieza.
  • Limpia todas las superficies –suelos, hormigón, muebles de madera y metálicos, encimeras, electrodomésticos, fregaderos y otros accesorios de grifería– con agua caliente y detergente.
  • Si te quedas sin electricidad, ten cuidado con las altas temperaturas y cómo pueden afectarte.

Fuentes de energía segura

  • Nunca utilices generadores portátiles dentro de tu casa o garaje.
  • Toma precauciones cuando uses aparatos alimentados por gas porque podrían causar intoxicación por monóxido de carbono.
  • Comprueba que no hay escape de gas. Si huele a gas o escuchas un sonido como el de una aspiración o un silbido, abre una ventana y sal de la casa inmediatamente. Si puedes, cierra la llave del gas y llama al proveedor del servicio.
  • Cualquier equipo o alumbrado debe estar seco antes de ser utilizado.

Alimentos y agua

  • Si no está seguro de la calidad del agua es preferible hervirla o utilizar agua embotellada.
  • Comprueba la temperatura de tu refrigerador cuando esté restablecida la electricidad. Si la temperatura está por debajo de los 4 grados centígrados, puedes volver a congelar o comer los alimentos de forma segura.
  • Tira a la basura cualquier alimento que haya estado en contacto con aguas anegadas o agua de la tormenta, comida perecedera que no haya sido refrigerada correctamente y cualquier producto de apariencia rara o que huela mal.
  • No utilices agua contaminada ni agua sobre la que tengas dudas para lavar platos, cepillarse los dientes, lavar y preparar comida, lavarse las manos, hacer hielo o preparar fórmula para su bebé.
  • Como dicen los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), "cuando tenga dudas, tíralo a la basura". La comida que parezca normal puede ocasionar enfermedades.
  • Mantén la puerta de la nevera y del congelador cerradas el mayor tiempo posible hasta que esté restaurado el servicio eléctrico. Si apenas han pasado cuatro horas desde el paso del huracán es seguro consumir los alimentos.